La chicha psicodelica de Austin

Money Chicha – Echo en Mexico

Money Chicha – Echo en Mexico (Vampisoul, 2016)

La cumbia colombiana ha viajado a lo largo de las Américas y se ha transformado en varios países. En el Perú se convirtió en chicha, una forma psicodélica tropical que recientemente ha sido redescubierta y se ha hecho popular en determinados círculos aficionados a la música retro. Money Chicha es un grupo instrumental estadounidense de Austin que ha adoptado el estilo peruano de la cumbia. Es interesante porque los músicos involucrados en Money Chicha también interpretan el estilo mejicano de la cumbia, que es muy diferente y más inclinado hacia el pop.

Money Chicha incluye músicos de dos formaciones bien conocidas de Austin, Grupo Fantasma y Brownout. Mientras que algunos se adhieren a la chicha clásica con guitarras psicodélicas, reverberación y otros efectos, junto con ritmos tropicales; Money Chicha incorpora otros elementos como el soul y el funk que tienen un sabor más estadounidense, junto con influencias de la cumbia mejicana.

Olatz Zugasti: Disco, recital, confesiones “estoy buscando una canción…”

Olatz Zugasti

La compañera de Benito Lertxundi edita su quinto disco y da el gran salto en los escenarios vascos

Intérpretes: Olatz Zugasti (voz, arpa, teclados, guitarra acústica, letras, músicas, programación); Ander Ederra (guitarras acústica y eléctrica); Joanes Ederra (bajo eléctrico); David Gorospe (batería).
Escenario: Teatro Leidor, Tolosa (Guipúzcoa)
Fecha: 24 de marzo, 2017.

Olatz Zugasti (Hernani, 1965) ha dado el gran salto. Conocida ya por sus cuatro discos anteriores (1), y, sobre todo, por el acompañamiento fiel, dedicado y decidido al “Bardo de Orio”, Benito Lertxundi, desde hace muchos, muchos años, trabajos discográficos y decenas de recitales en directo, ahora, empujada por su propia vocación y alentada por su hija Gratxina, ha emprendido el camino de la emancipación artística y de la madurez absoluta como creadora, compositora, letrista e intérprete en directo. “Si no las canto al público, ¿para qué hago estas canciones?”, se ha preguntado Olatz a sí misma con toda propiedad.

El resultado ha sido, es y será fascinante. Estrenó su quinto disco, este “Ur goiena, ur barrena…” en el teatro de los Campos Elíseos, de Bilbao, en noviembre de 2015, seguido de otros recitales en el Victoria Eugenia donostiarra, en Durango, Bayona, y su propia localidad natal, en diciembre del citado año.

Ahora, una segunda tanda de presentaciones, le ha llevado a Tolosa y a Urretxu, en sendos recitales similares y en cierta forma diferentes, por la propia personalidad de los entornos: el más urbano de una gran ciudad, y el más rural de una pequeña localidad próxima a Zumárraga y a la hermosísima región del Goierri, repleta de bellezas naturales.

En Tolosa, cuatro o cinco centenares de espectadores pudieron asistir a una suerte de embrujo colectivo, presidido por una pequeña “sorcière” de alto alcance. La cantante/arpista se ha transformado, por arte de pura alquimia, en una figura de primera magnitud en el panorama de la música popular vasca, valga decir igualmente universal, en el sentido en que el buen arte atraviesa fronteras y límites materiales.

Varias sorpresas ofrece ahora Olatz Zugasti en directo sobre un escenario: la primera, la presencia absolutamente fascinante de su figura, en principio apegada a su arpa céltica, pero pronto ampliada en otros formatos sonoros : teclados (ya consabidos) y…oh, maravilla, la guitarra acústica, de la que no conocíamos su maestría. Así, Olatz amplia su paleta de recursos y colores, siempre sustentada por una voz tan personal y rica como (nuevamente) embrujadora, y por el apoyo de un trío instrumental de preciso sonido, eclécticas formas y formulaciones altamente estéticas.

Y, por momentos, recordamos sus muchos pinitos anteriores en las sendas de las tradiciones sonoras célticas, ancestrales o modernizantes (el arpa es el símbolo de esa Irlanda tan querida por la intérprete, y, por otra parte, la influencia positiva de la excelsa Enya ha estado bien presente en su obra en los pasados años).

Pero ahora añadimos nuevas referencias: con su acústica bien afinada y de orientación folk, Olatz se acerca a las creaciones de dos figuras tan admiradas y solventes de los últimos 30 o 40 años como Suzanne Vega (la autora de “Luka” y otra docena de maravillas, a quien Olatz admira profundamente) y de toda una leyenda como la canadiense Joni Mitchell, la creadora de “Both sides now”, “Blue” y tantas piezas de inspiración “californiana”. Y a través de ellas, Olatz llega incluso a las proximidades de un sonido folk-rock que le viene como anillo al dedo en las ocasiones necesarias en que un recital debe abrir nuevas perspectivas. Incluso en la pose semi-rockera, se aprecia un gran cambio en su entrega.

Con los recitales, Zugasti da buena cuenta de su repertorio actual, basado en el material del cd citado. Tras una introducción al arpa, y bajo los focos de una envolvente, sugerente atmósfera de luces, que hacen más atractiva aún su figura, comienza el rosario de canciones, todas ellas destacables por un motivo u otro, cuando no por varios.

“Agur eta ohore”, letra de Olatz, música sobre una melodía tradicional irlandesa adaptada por Brendan Graham, se estrenó en Orio, 2014, con motivo de la fiesta-carrera popular Kilometroak, organizada por la ikastola de la localidad. Es un tema de salutación al público que se ha acercado al recital: “Bienvenidos a nuestra orilla”, se dice en el texto. La canción tradicional fue utilizada como sintonía en el programa “Big music week”, de la Irish RTV. “Una canción de amor a la isla Esmeralda, en tiempos de dificultades”.

“Bizitza ederra da”, también del ultimo cd, dice así, en palabras de su autora : “Aún escucho tus bonitas palabras que, como un eco, intentan ensordecerme…La vida es bella, déjame llegar a la fuente de mis deseos…La naturaleza me enseña a tomar conciencia de lo que soy, y que cada uno vive en su propia actitud”.

“Mezularia” es otra música de B. Graham: “Inspirada en mi hija Gratxina, la letra surgió cuando la escuché a ella interpretar al piano el “Nocturno”, de Chopin”, confiesa O.Z. “La referencia al “vuelo del aguilucho es porque anteriormente Gratxina pertenecía al club de remo de Orio y ese es el apodo que se les da a los remeros: los “aguiluchos”. También Benito Lertxundi les ofreció un homenaje en el tema “Mirotzak:”Escucho que llevas la semilla del todo, que en tí habitan las estrellas, el sur y el mediodía…”

“Ur goiena, ur barrera…”, que da título al disco, está basada en un tema tradicional, arreglado por Olatz. “Es una canción recogida en Urdiáin, Navarra, por el antropólogo y folklorista Resurrección María de Azkue, y que se sigue cantando para dar la bienvenida al Nuevo Año. Es como un un rito ancestral en torno al agua como elemento purificador y sanador. Hay bellas imágenes literarias de la naturaleza en invierno en este bucólico paraje vasco”, dice Zugasti. “El Año Nuevo nos hará mejores…En las heladas, repletas de nieve, largas noches del invierno, mientras la gente duerme calentita en sus camas, pobres de nosotros, vamos descalzos…Que la paz entre en esta casa, trayendo quietud y fuerza, bienestar y salud…El Nuevo Año nos hará mejores”…Uno, en este punto, no puede dejar de recordar a la también canadiense en su gran álbum “(Canciones) para ahuyentar el crudo invierno” (2)

“Gau Hotzenean ere”, letra popular, música de Olatz, viene inspirada en la narración histórica “Pedro Mari”, del escritor Arturo Campion. “El prota de la historia decide huir a América, ante la perspectiva de la guerra entre Francia y España (guerra de la “Independencia”, sic), puesto que está obligado a luchar contra familiares y amigos, que viven al otro lado del monte Izpegui. En el viaje hasta Cádiz, donde espera embarcar, el objetor es apresado durante una redada y aunque es navarro y está legalmente exento de participar en la contienda, es reclutado…por la fuerza, claro está”. Una historia aleccionadora, tan vieja y tan actual como el propio mundo.

“Bakean ala otzandua” es una contribución poética al disco y una pincelada de cotidianeidad “Como los sueños en tu memoria / cae la lluvia por la ventana / Tratas de sonreír mientras te maquillas delante del espejo /como todas las mañanas…”. Una melodía envolvente, acariciante embellece y ennoblece un texto no por sencillo menos evocador.

“Americara noa” pertenece al terreno de las grandes creaciones nostálgicas y emotivas. Olatz la ha interpretado decenas de veces al lado de B. Lertxundi, quien la incluyó en su “Pazko gaierdi ondua”, disco crepuscular donde los haya. Son unos versos de Pello Mari Otaño, que intenta describir el dolor infinito de la separación familiar, de la emigración no deseada (“I pity the poor inmigrant”, dijo el oráculo en “Johnn Wesley Harding”). “Un hijo marcha a América en busca de un mundo mejor y se despide de sus padres…”· La música, de una tristeza cósmica, no hace sino remarcar la angustia del momento.
“Sena”. La faceta más lírica: “Saber que vaya donde vaya tu estás ahí / sentir que mi espíritu se fortalece a cada paso… Podré conocer ríos, montañas, grandes ciudades con puertos, pero eres tú quien camina conmigo / el que me enriquece aún cuando se pierda la luz… ¿cómo no detectar las trampas, estando tú ahí…”. El feminismo militante anti hombre queda denunciado aquí en toda su amplitud. El enfoque de esta nueva mujer (que, por fortuna, se va imponiendo cada vez más) es el de un humanismo femenino, uno que comparte, alimenta, apoya la relación de dos, manteniendo su integridad, su combate, la autonomía de mujer violentada, despreciada y objetualizada por los siglos de los siglos.

“Itxaropen kantua”, letra tradicional, música de O. “Es un tema para grabar en un próximo disco, seguramente” -señala su autora-. “No embrujarás mi mente con palabras vacías, ni ocultarás tu violencia con cantos de paz…”. Aviso para navegantes, y advertencia para quien quiera escuchar. El armisticio con un pueblo no se hace a base de “concesiones”, sino reconociendo su identidad propia, respetándola, incluso alentándola. Lo demás son cuentos.

“Bat, biga, hirun…”, o sea, “Uno, dos, tres…” se incluye en el nuevo álbum. Hermosa melodía, poema delicado, texto revelador y escéptico una vez más: “(Asistimos a)una competición a ver quién dice la frase más hermosa, en la alegre fiesta del absurdo, cercados por lo mismo de siempre…hasta hacer entrar a todos en una densa niebla de vana esperanza…”

“Azkenean Kaymandu” pertenece a un álbum anterior de Olatz, concretamente al de 2002, “Elearen Lainoa”. Es un texto de Zugasti inspirado en un escrito del alpinista Juanjo San Sebastián, quien cayó en una grieta escalando el Himalaya y pasó varias horas allí dentro, antes de ser rescatado por su amigo Atxo Apellániz. Habla de los pensamientos que le vinieron a la mente en esa dramática situación, la imagen de su amiga Miriam García, aventurera y deportista, que había fallecido a causa de una avalancha montañera…

De ese mismo trabajo discográfico, se ha recuperado “Serriketan Barna”, texto del mítico vate Itxaro Borda musicado por la polifacética artista. Es, simplemente, una canción de amor. Nada más, nada menos.
Volvemos al contenido de “Ur goiena…” con “Joko Arauan”.Fluye así : “Todas las pequeñas agresiones no son más que parte de una agresión principal… ¿acaso el reglamento impuesto -léase, las leyes- y la agresión no son la misma cosa para nosotros?…Cuando quieran debatir de derechos, de cantos de sirenas, aléjate y disfruta de nuestro hermoso paisaje”. Olatz en su faceta más política, alegórica, descreída de las verdades oficiales para Euskal Herria (País Vasco).

“Isilpeko atea” cierra el disco y abre una nueva ventana a la reflexión amorosa : “Déjame ahora decir adiós a cada beso que no me diste, déjame decir adiós a lo que fue y pudo haber sido, y a lo que pasó…Apareciste como un duende ante mis ojos, que nada esperaban; ahora eres un regalo que me ha sido arrebatado, el recuerdo del querer y no poder…Descansaríamos al calor del fuego y en el embrujo de nuestros viejos cuentos y canciones, y nos daríamos cuenta de qué difícil es hacer historia mirando al pasado…”. No más comentarios; a buen entendedor…

“Itoiz” es una música popular a la que ha añadido la poetisa un texto bastante desgarrador: “Las manos de Itoiz / heridas por la injuria / nubes negras en el cielo / y una plegaria en los labios… Ay, nuestra higuera / tu generosa sombra /lecho de dolor / ahogada en la negación… Ay nuestro viejo huerto / alce el vuelo / junto con el halcón / Tu llanto que emerge de lo más profundo / Nubes negras en el cielo / Y una plegaria en los labios”. Para quien no quiera recordar, para quien quiera olvidar…

El escritor y periodista Pako Aristi es el autor de las palabras de “Biizitzaren baitatik”, a las que Olatz ha puesto cauce melódico. Prosiguen las ofensas y las reivindicaciones terrenales: “Ningún dios nos eligió / no hemos tenido que ganarnos su compasión…No es la vida la que pasa a diario / sino nosotros los que pasamos a través de la vida / sin provocar ningún espasmo a la eternidad / buscando el día en el que olvidamos que, en nuestra Nada, somos el Universo”.

El recital de Olatz Zugasti en Tolosa finalizó con “Sorgikeran galdu”, nueva creación sobre base tradicional. “Figurará seguramente en mi próxima grabación -atestigua-. Es un estilo musical muy “swing manuche” que me sirve para presentar a los músicos durante mis conciertos en directo… Esperas algo (el amor, sin ir más lejos, y por ejemplo) y acabas embrujado por algo diferente, que también está bien; lo importante es la actitud”.

En los consabidos y reclamados “bises”, OZ encara “Bizirik Gaudelako”, letra y música gentileza del “irish man” Brendan Graham. El poema “Isle of hope, isle of tears” es adaptado al euskara por Olatz, quien lo incluyó en su cd “Gau hotzenean ere”. Es una canción de amor de la escuela pública vasca (ikastola) al pueblo de donde surgió, el mismo pueblo, la misma gente que, con gran esfuerzo, posibilitó en el pasado su aparición. “Aunque el principal objetivo, preservar la lengua propia, se ha alcanzado, permanecen otros objetivos que también deben ser logrados”.

Y “Kantu baten bila nabil”, del disco del mismo nombre, supone el segundo “bis” y echa el cierre a la hora y cuarenta minutos de magia. Declaración de principios final : “Explorando mi curiosidad adolescente, y mi naturaleza amable, ellos me enseñan a diferenciar lo correcto de lo equivocado…Estoy buscando un tesoro, estyo buscando un tesoro…En mis pasos, en mis palabras, en mi soledad…todo lo que tengo es limitado…Revelo lo que está escondido…estoy buscando una canción, estoy buscando una canción”.

La has encontrado, Olatz. Has encontrado muchas canciones. Tú, que vienes persiguiéndolas, y buscándolas con tenacidad inacabable, de curiosa adolescente, como dices tú misma. Has perseguido, descubierto canciones desde hace muchos años. Durante doce perseguiste canciones en tu programa radiofónico “Radio Kantuita” (Irratia Radio, 1994-2006), que tenía una sintonía (al menos, durante un largo tiempo, que uno sepa) a cargo del grupo femenino finés Värttina. Ya demostraste tener inquietudes, amplitud de miras, desde aquel ya lejano día. Después, tu vida al lado de tu mentor y maestro Benito Lertxundi te llevó al seno de su amplio y normalmente excelente grupo de acompañamiento. Allí te curtiste, allí te forjaste, allí aprendiste con el mejor catedrático.

Ahora (desde hace ya veinte años) todo eso sale a flote. Lo demostraste en Tolosa y en Urretxu (Urrechu) estos pasados días. Lo seguirás demostrando en el futuro. La nueva canción femenina (que no feminista combatiente) en euskera tiene en tí una adalid. El futuro te pertenece, nos pertenece a nosotros contigo, con vosotros. ¡Vamos a por él!.

———

(1). Discografía de Olatz Zugasti : “Kantu baten bila nabil” (Elkar, 1991).”Bulun bulunka” (Elkar, 1998) disco dedicado a canciones y juegos infantiles, o, mejor dicho, con los niños como protagonistas centrales, incluido el coro infantil de la ikastola de Orio con el que finaliza el disco (ausente, ay, de los recitales actuales de Olatz). “Elearen Lainoa” (Elkar, 2002). “Gau Hotzenean ere (Elkar, 2010). “Ur goiena, ur barrena…” (Elkar, 2015)

(2) Loreena McKennitt. “To drive the cold winter away”(Quinlan Road Productions, 1987)

La cantora peruana Miryam Quiñones ofrecerá homenaje a Mercedes Sosa en Madrid

Miryam Quiñones

La cantora peruana Miryam Quiñones dará un concierto homenaje a Mercedes Sosa el próximo domingo 9 de julio, a las 21:00hs, en Café Libertad 8.

Miryam Quiñones cantará temas de la canción de autor latinoamericana contemporánea, que fueran inmortalizados por la inolvidable voz de ‘la Negra’, como cariñosamente le llamaban por su tierra.

En esta ocasión, Miryam contará con la compañía del músico Manu Clavijo (violín/guitarra), y con invitados especiales como Laura Pedreira (piano) y Javier Paxariño (flauta).

Café Libertad 8.
Calle Libertad N°8, metro Chueca
Anticipadas: 10 € / Puerta: 12 €
Las entradas anticipadas con descuento ya se encuentran disponibles en entradium.com

Concierto lanzamiento del BCN World Music Project.

El próximo día 2 de julio, doce artistas de siete nacionalidades se reunirán en un escenario para cantar en once idiomas, proponiendo un viaje musical alrededor del mundo. Será en Barcelona, España, a las 18 horas en La Iguana (C/Rosés, 46)

La propuesta de BCN World Music Project tiene como ejes conceptuales el poder de la música como instrumento para el diálogo intercultural, las músicas del mundo y el diálogo musical entre distintas tradiciones musicales,

Este primer concierto es una iniciativa internacional que tiene como objetivo unir, a través de la música, a las personas de distintas culturas y nacionalidades en aras del mutuo entendimiento y la convivencia pacífica.

Los dice músicos y artistas de siete nacionalidades diferentes que integran BCN World Music Project cantarán en mallorquín, persa, ladino, italiano, bengalí, turco, romaní, inglés, macedonio, azerí y asturiano.

El concierto será teatralizado en base al concepto del camino como espacio caracterizado por el movimiento y la fluidez y permeabilidad discursiva (de historias, canciones, músicas e identidades) frente a la rigidez de las fronteras discursivas y las ideologías estáticas.

Este concierto pretende trazar puentes por encima de los escombros de prejuicios. Un foro de tolerancia en que se den cita artistas de distintas procedencias para celebrar todo aquello que une a las personas.

Más información en https://www.facebook.com/bcnworldmusic/

23 Edición del Festival “Musiques Sacrées Du Monde” De Fes (Marruecos)

Toumani Diabate, Vicente Amigo y Stelios Petrakis, puntos álgidos de un festival en transición.

Del 12 al 20 del pasado mes de mayo tuvo lugar en Fes, la capital espiritual y mística del Islam, una nueva celebración colectiva de las músicas llamadas “sagradas”, vale decir, sonoridades y expresiones que enlazan con los más profundos sentimientos religiosos (y muchas veces profanos) del individuo de cualquier parte del planeta.

Edición de transición, sin duda, no tanto por la escasez de primerísimas figuras del panorama global, cuanto por la dispersión de actos, la ausencia de una adecuada información y promoción de los conciertos y, sobre todo, la distancia elitista y separadora que sigue existiendo entre el “festival rico” (los grandes espectáculos en el impresionante palacio Bab Makina) y el “festival para la plebe”, en las abigarradas y multitudinarias plazas y zocos de la maravillosa ciudad antigua.

 

Jardines de Fes – Foto realizada por Alvaro Feito

 

Por fortuna, un nuevo espacio logró establecerse este año como idílico y paradisiaco lugar de encuentro para propuestas estéticas diversas, casi siempre atractivas. Se trata de los maravillosos jardines de Jnan Sbil, dignos de figurar en una antología de cuentos de las Mil y una noches. Recientemente rehabilitados, se trata de un conjunto de nueve jardines reputados por la variedad de sus especies botánicas y sus infraestructuras hidráulicas (molinos de rio, juegos de agua, canales, etc.). Un verdadero oasis de verdor y fragancias que vale por si solo la visita a la ciudad santa (si no tuviera ya de por si otra gran cantidad de reclamos naturales).

El agua y lo sagrado

El lema, o leit motiv de esta edición del FèsFest, giraba en torno a “el agua y lo sagrado”, sin duda en sintonía con la conciencia cada vez más arraigada de la importancia del líquido elemento en nuestra sociedad, especialmente aquellas más desfavorecidas y olvidadas de los mundos marginados y parias. Por otra parte, el agua, con sus connotaciones bíblicas de limpieza y regeneración, era un elemento particularmente atractivo en un certamen diferente como este.

Diversos espectáculos giraron en torno a esta idea, algunos, eso sí, cogidos por los pelos o solo tangencialmente relacionados. El entorno verdeante fue un símbolo otra vez más y se convirtió en verdadero protagonista por encima de sonidos más o menos exóticos.

 


Stelios Petrakis en Fes – Foto realizada por Alvaro Feito

 

La perfecta fusión de cuerpo y espíritu la proporcionó, por ejemplo, el cuarteto cretense Stelios Petrakis, procedente de la legendaria cultura clásica que iluminó con esplendor toda una civilización eterna. Intérprete de la ancestral lira, así como actual lutier, Stelios evoca una sonoridad majestuosa y un tiempo a la medida del hombre. El bailarín Thanassis Mavrokostas sale a la palestra de vez en cuando para transportarnos a un mundo más feliz, allí donde el cosmos se funde en un puñado de melodías y ritmos endiablados.

Sin duda, uno de los mayores descubrimientos de este año, el cd-dvd “Live in Heraklion Walls” se debería colocar en el frontispicio de la mejor música del mundo. Un prodigio de poesía cantada, de amor por la vida y de sensibilidad popular elevada a categoría de arte mayor.

Flamencos Varios

A priori, una de las propuestas más inquietantes del certamen de este año, era la recuperación del proyecto Songhai, que ya hace más de 30 años reunió al grupo andaluz Ketama y al maliense Toumani Diabate, “griot” y virtuoso de uno de los artilugios sonoros más especiales del acervo tradicional, esa kora, arpa laúd de 21 cuerdas y caja de resonancia de calabaza pura y dura.

Con la presencia de los tocaores y cantaores José Miguel Carmona y Juan Carmona, y del excelente bajista Javier Colina, así como voces femeninas de “jaleo” y animación, el concierto vino lastrado por algunas deficiencias técnicas de sonido, que no estuvo a la altura de lo deseado. En especial en esos momentos de “fusión”, que no merecieron el nombre de tal. Por encima de todo, la maestría, la humildad y el buen hacer de Toumani se elevó muy por encima del resto. Improvisaciones rocambolescas, arabescos preciosistas, escalas de gran dificultad: en las manos prodigiosas de Toumani todo brilla; fuera de ellas todo languidece.

 

Vicente Amigo en Fes – Foto realizada por Alvaro Feito

 

No se acabó aquí la contribución andaluza al legado “fasi”, del que tan orgullosos se sienten los actuales habitantes de la más prodigiosa Medina del mundo islámico. El guitarrista Vicente Amigo, ya proclamado el más directo sucesor del inigualable Paco de Lucía, entregó su candidatura al efecto. Tiene todas las condiciones artísticas necesarias para lograrlo, aunque humanamente parece estar aun lejos del Maestro. Comprometido con la prensa a realizar una pequeña entrevista tras el recital, y en especial con este corresponsal, Amigo no hizo honor a su apellido y se pegó la gran espantada, dejándonos con las ganas de conocerlo un poco mejor (aunque con tal proceder también se retrató).

Su recital fue bastante interesante, en especial en su primera parte solista: “Córdoba”, “Tangos del arco bajo”, “Autorretrato”, “Estación primavera”, “Siguirilla”, “Bulería”. La segunda mitad, acompañado por gran Orquesta Sinfónica, adoleció de los defectos habituales de tal fórmula, muy propicia para lo enfático, lo “trascendente” y lo híbrido. Planteada como homenaje al excelso poeta gaditano desaparecido, Rafael Alberti, no faltaron momentos de rara intensidad y sensibilidad a flor de piel. Fragmentos de libros como “Pleamar”, “Entre el clavel y la espada”…y homenajes del músico al vate: “Guajira”, “Poeta en el viento”, “El mar de tu sentir”… Sin duda un triunfo para el maestro de excelsas cualidades y regulares modales. (Gracias a Sylvie Publikart por su amable ayuda en desentrañar este complejo “set” de canciones).

La travesía por el “Mare Nostrum” de Brian Chambouleyron.

“Mare Nostrum”, el nuevo disco de Brian Chambouleyron, es una selección de canciones interpretadas en francés, español, italiano, napolitano y portugués. Un paseo por músicas diversas cantadas en varias lenguas que hacen, en buena parte, a la identidad latina, con una uniformidad de estilo que convierte a esta obra en una propuesta integrada, artística y culturalmente rica y  colorida.

Los temas del disco son una selección de los ofrecidos por este artista franco-argentino en un concierto propuesto por el Departamento de Lenguas Romances de la Universidad de Harvard en 2015, en el que tuvo la oportunidad de tocar para profesores y alumnos en el Campus Universitario.

Mare Nostrum” será presentado en la ciudad de Buenos Aires el viernes 23 de Junio a las 21hs en Santos 4040 (Santos Dumont 4040, en el barrio de Chacarita)

A lo largo de las canciones, “Mare Nostrum” va tomando forma mientras transita diversos géneros identificaos con distintos países o regiones.  La selección de los temas responde al camino de vida de Brian.

Canciones que acompañaron su primera infancia en París, de los creadores de los años sesenta, como Brel, Brassens y Barbara;  luego Italia con compositores como Paolo Conte, Vinicio Capossela. La canción napolitana como homenaje al gran Roberto Murolo en “No quarto e luna”. La fineza de la canción brasileña surgida de la pluma de Cartola.

También forman parte de esta selección una particular versión del clásico de Joan Manuel Serrat, “Mediterráneo”, versionada en italiano. Y, como es habitual en el repertorio de Chambouleyron, el tango y los géneros criollos representados  en esta ocasión por  “La señorita Erre” de Alfredo Zitarrosa o “Siempre París” de los hermanos Expósito.

El sonido de estos temas, releídos y cuidadosamente arreglados, cuenta con el aporte interpretativo de artistas relacionados y comprometido con las músicas de raíz entre los que se encuentran Marcelo Moguilevsky, Minino Garay, Ramiro Gallo, Paulina Fain y Fernando Fiszbein. 

Mare nostrum” era el nombre dado al mar Mediterráneo en épocas romanas y bizantinas, pero culturalmente se ha vuelto una manera de identificar, también, a un factor común cultural, un mar nuestro en el que, como una sopa, se han ido mezclando experiencias culturales a lo largo de los siglos.

Brian Chambouleyron recoge esas conexiones mientras encarna con profundo compromiso y sentimiento cada canción. Cuenta cuando canta. Con un trabajado espíritu de juglar itinerante encarna las canciones para transmitir, no sólo el mensaje escrito en sus letras sino también para expresar lo que la canción le inspira.

Mare Nostrum” es, en definitiva, un disco variopinto, de músicas del mundo, leído e interpretado desde un punto de vista particular con una gran sensibilidad artística, sólido concepto cultural y un interesante respaldo técnico y musical.

Brian Chambouleyron presentará “Mare Nostrum” en la ciudad de Buenos Aires el viernes 23 de Junio a las 21hs en Santos 4040 (Santos Dumont 4040, en el barrio de Chacarita) Junto a Inti Sabev (vientos), Gabriel Spiller (percusión) y Roberto Amerise (contrabajo) e invitados. Entrada general $ 250 (Descuento estudiantes/ jubilados $200) Reservas y compra en  http://www.alternativaentradas.com/obra51213-brian-chambouleyron-presenta-mare-nostrum o en el teatro.

Más información sobre este artista en www.brianch.com

Remezclas de Elza Soares

La célebre cantante brasileña Elza Soares va a lanzar un disco con remezclas de su álbum The woman at the end of the world (La mujer del fin del mundo). El nuevo álbum se titula End of the World Remixes (Remezclas del fin del mundo).

Los encargados de las remezclas son Gilles Peterson y Simbad, el DJ Marfox & Nidia Minaj, iZem, Laraaji y otros. En las remezclas la samba de Elza Soares recibe una inyección de ritmos Afrobest, bajos electrónicos potentes, funk, jongo y pagoda.

Un icono del bluegrass con disco nuevo.

Compass records lanza el nuevo álbum “Original” de Bobby Osborne, quien a sus ochenta y cinco años revitaliza su carrera manteniendo el mismo espíritu musical aventurero que dio un carácter vanguardista a The Osborne Brothers en los ‘60s y ‘70s.

Se recuerda una famosa actuación de The Osborne Brothers interpretando “Ruby” en 1971, un ejemplo de la potencia que la música bluegrass tomó a partir de ese momento.

Alison Brown, cofundadora y productora de Compass, reunió a un grupo de mejores músicos y cantantes de bluegrass para la grabación del nuevo trabajo. Vince Gill, Sam Bush, Sierra Hull, Del McCoury, Jim Lauderdale y Claire Lynch son sólo algunos de los artistas destacados que participan en “Original

Alison, además, contribuye con la carrera actual de Bobby creando un espacio para él en el nuevo disco de Alison Krauss, “Windy City”, en el que Bobby Osborne ha coescrito el tema que da título al disco.

Como muestra del espíritu de este nuevo álbum de bluegrass está disponible el video del tema “Kentucky Morning“, una canción inédita de Darrell Scott. En la grabación participan glorias e iconos del género que vienen de condados vecinos a Kentucky del este y cuando cantan juntos, en los coros, puede apreciarse un verdadero trío de Kentucky. El video incluye fotos del archivo de la familia Osborne, así como fotos históricas de National Cash Register y el Frontier Nursing Service.

Compra/descarga “Original” en Amazon España

Compra/descarga “Original” en Amazon USA y Américas

Los Diálogos De Flamenco y Literatura comenzarán el próximo lunes en Sevilla

El lunes 5 de junio de 2017 comenzará una nueva edición de Diálogos de Flamenco y Literatura. Los encuentros se desarrollarán a lo largo de tres semanas cada lunes a las 21:00 horas en el Espacio Santa Clara de Sevilla. Este ciclo forma parte de la programación que concibe la Bienal de Flamenco denominada Bienal 365.

Diálogos de Flamenco y Literatura cuenta con la colaboración de la Fundación Lara y Casa de los Poetas y las Letras. La iniciativa reunirá a Luis García Montero con Marina Heredia (5 de junio), Pilar del Río y María Pagés (12 de junio) y Felipe Benítez Reyes con Paco Cepero (16 de junio).

El lunes 5 de junio en la sede de la Bienal de Flamenco, Espacio Santa Clara, la cantaora granadina Marina Heredia, y el escritor y profesor universitario Luis García Montero compartirán el escenario en una jornada única.

Marina Heredia, hija del cantaor Jaime el Parrón, de quien tomó la afición por el flamenco, se inició ya de niña en el cante y pronto empezó a colaborar con Miguel Ángel Cortés, La China, María Pagés y otros. Su larga trayectoria profesional la ha llevado a escenarios de todo el mundo.

 

 

Luis García Montero es poeta y catedrático de Literatura Española en la Universidad de Granada. Autor de once poemarios entre los que cabe destacar ‘El jardín extranjero’ (Premio Adonais, 1983), ‘Diario cómplice’ (1987), ‘Las flores del frío’, ‘Habitaciones separadas’ (Premio Loewe y Premio Nacional de Literatura, 1994) y ‘La intimidad de la serpiente’ (Premio de la Crítica, 2003).

Como novelista ha escrito ‘Mañana no será lo que Dios quiera’ (Libro del Año por el Gremio de Libreros de Madrid, 2009), ‘No me cuentes tu vida’ y ‘Alguien dice tu nombre’. Colabora habitualmente en medios de prensa, radio y televisión. Está considerado como uno de los poetas más importantes del panorama literario actual.

La entrada es libre hasta completar el aforo.

noticias, críticas y artículos sobre músicas del mundo, folk, y otras músicas de raíz