Archivo de la etiqueta: featured

Samba Touré alcanza el primer puesto de la Transglobal World Music Chart en septiembre de 2018

El álbum Wande del músico maliense Samba ocupa el primer puesto en septiembre de 2018 de la Transglobal World Music Chart, la lista de músicas del mundo de mayor alcance internacional.

2. Ammar 808 – Maghreb United – Glitterbeat
3. Fatoumata Diawara – Fenfo – Montuno / Shanachie / Wagram
4. Anandi Bhattacharya – Joys Abound – Riverboat / World Music Network
5. SANS – Kulku – Cloud Valley
6. The Turbans – The Turbans – Six Degrees
7. Angelique Kidjo – Remain in Light – Kravenworks
8. Vigüela – A Tiempo Real – ARC Music
9. Chancha Vía Circuito – Bienaventuranza – Wonderwheel
10. Hermeto Pascoal – Hermeto Pascoal e sua Visão Original do Forró – Scubidu

11. Catrin Finch & Seckou Keita – Soar – Bendigedig
12. Red Baraat – Sound the People – Rhyme & Reason
13. Bombino – Deran – Partisan
14. Toko Telo – Diavola – Anio
15. Amsterdam Klezmer Band & Söndörgő – Szikra – Vetnasj
16. Shadi Fathi & Bijan Chemirani – Delâshena – Buda Musique
17. Eliades Ochoa & Alejandro Almenares – Dos Gigantes de la Música Cubana – Tumi
18. Arat Kilo, Mamani Keïta, Mike Ladd – Visions of Selam – Accords Croisés
19. Yossi Fine & Ben Aylon – Blue Desert – Blue Desert
20. Grupo Mono Blanco – ¡Fandango! Sones Jarochos de Veracruz – Smithsonian Folkways

WOMEX 2019 se celebrará en Finlandia

Music Finland anunció esta mañana que WOMEX (World Music Expo), la Expo de Músicas del Mundo 2019 tendrá lugar en Tampere, Finlandia. La 25° edición del festival de conferencias y exhibiciones de músicas del mundo se llevará a cabo del 23 al 27 de octubre de 2019.

Junto con Piranha Arts, Womex 2019 será administrado en Finlandia por Rockadillo Production, la compañía de música con sede en Tampere, como el principal socio local. “Es absolutamente genial tener WOMEX 2019 finalmente en Finlandia, y especialmente en mi ciudad natal. Todos los socios locales de la ciudad de Tampere, Visit Tampere y el Ministerio finlandés de Educación y Cultura, el personal de Tampere Hall y otros lugares, así como Music Finland han demostrado una gran motivación y determinación para hacerlo realidad, por lo que nuestro objetivo es crear una experiencia compacta y amigable para los participantes en Tampere“, dijo el Director Gerente de Rockadillo Production, Tapio Korjus.

Rodeado de dos lagos que le dan a Tampere su característico ambiente espacioso, esta ciudad es una capital regional con una vida cultural dinámica y un panorama versátil de eventos. Hay más conciertos en vivo per cápita que en cualquier otra ciudad finlandesa. Más de 30 festivales de música organizados anualmente cubren casi todos los géneros imaginables. Con todo, Tampere cuenta con la vida nocturna más viva y versátil de Finlandia.

Tampere – foto realizada por Juha Suhonen

Kimmo Pohjonen, el magnífico acordeonista finlandés, compartió lo siguiente tras conocer la noticia: “Mi muestra individual en WOMEX 1999 en Berlín fue más que ganar una lotería. Creó mucho interés en todo el mundo, y los conciertos que siguieron me permitieron por completo concentrarme en la composición e interpretación de mi propia música. Es fantástico tener a WOMEX finalmente en Finlandia. Creo que puede ofrecer posibilidades similares a otros artistas finlandeses para un avanzar a escala internacional”.

Womex es la expo internacional más importante de las músicas del mundo o músicas de raíz. Cuenta con una feria, conferencias, películas y un festival con muestras de artistas en vivo. Más de 2.500 profesionales se reúnen cada octubre, procedentes de más de 90 países, lo que convierte a Womex no solo en la plataforma de redes número uno para la industria de las músicas del mundo , sino también en la reunión musical más diversa del mundo. Su espectro musical no tiene parangón en la escena internacional de festivales, que van desde lo más tradicional a las culturas alternativas, abarcando las músicas folclóricas, de raíces, culturas locales y de la diáspora y sonidos urbanos y electrónicos de todo el mundo, así como todas las yuxtaposiciones musicales de estos. También atrae a más y más profesionales del jazz y la música clásica.

Womex comprende 7 escenarios, más de 700 empresas expositoras, 80 conferenciantes, películas, un concierto de apertura y una ceremonia de premios en cinco días y noches para hacer redes de contactos.

Más información en: www.womex.com

Bokanté lanza el video Todo el camino a casa

Bokanté, el grupo de músicas del mundo de Michael League, ha lanzado un nuevo sencillo y videoclip titulado “All The Way Home” (Todo el camino a casa). La canción está incluida en ‘What Heat‘ (Qué calor), el próximo álbum de Bokanté con The Metropole Orkest.

El videoclip lo ha dirigido Michael League y se grabó en tres lugares: la fábrica de zapatos Beykoz en Estambul (Turquía), el estudio de danza Alvin Ailey en Nueva York y La Casa de Fidi en Prados de Rey (Prats De Rei), España.

La palabra Bokanté significa “intercambio” en criollo guadalupeño, el idioma de la isla de la cantante Malika Tirolien. En el álbum What Heat Bokanté han trabajado con Jules Buckley y Metropole Orkest.

El disco anterior de Bokanté fue Strange Circles.

Bidasoa Folk 2018 ¿La Mejor Edición De Su Historia?

Los Sabandeños, Sharon Shannon y Dyaa Zniber: un gran cartel.

Por Alvaro Feito

Si no la mejor edición de su ya larga historia, el Bidasoa Folk 2018 se aproxima al primer puesto del ranking, con toda seguridad. Ya han pasado muchos y grandes artistas por la preciosa Bahía de Chingudi y su entorno (Fuenterrabía, Irún, Hendaya), nombres gloriosos como los de María del Mar Bonet, Benito Lertxundi, l’Ham de Foc, Paco Ibáñez, Vieux Farka Touré…y tantos otros, pero este año la selección ha sido rotunda y quizás más completa que nuca, no tanto por la fama a priori de los participantes, como por las excelentes prestaciones que han ofrecido todos ellos.

La medieval y entrañable Plaza de Armas, con el Parador Nacional al lado, agrietados aún sus muros por las salvas de los cañonazos guerreros de antaño, recibió la presencia de uno de los grupos más veteranos e ilustres del panorama español (Islas Canarias incluidas, como no podía ser menos). El grupo fundado por el infatigable Elfidio Alonso hace algo así como 50 años (Elfidio posee aún unos juveniles 83) demostró no solo estar en buena forma, sino exhibir una de las mejores formas de toda su vida.

Con la dirección musical de otro grande insular, Benito Cabrera, y con sus 29 músicos/cantantes en escena, Los Sabandeños son institución viva aquí y allá, allá y acullá (Latinoamérica incluida) del folk canario, valga decir también universal. Ahí es nada su trayectoria, y ahí es nada su plasmación actual, demostrada con creces en Fuenterrabía, separada de Hendaya por la isla de los Faisanes, de raigambre histórica sin cuento.

 

Los Sabandeños

 

Actuando en todo momento como maestro de ceremonias, y didáctico presentador de todos y cada uno de los temas interpretados, E. Alonso dio toda una lección erudita y sabihonda, sin artificio ni pretenciosidad alguna, de su “set” de canciones. Primera parte dedicada al folklore canario más profundo, desconocido, oscuro a veces (isas o jotas, folías o fandangos, seguidillas o boleros), fue una parte del recital necesaria y saludable, si bien a veces un tanto ardua y difícil para el público no ducho en la materia (entre el que me cuento).

La segunda mitad fue otra cosa : una sucesión de “grandes éxitos” (sic) de las canciones más reconocibles y cantadas del repertorio sudamericano : “Amapola”, “Alma Llanera”, “Guantanamera”, “La flor de la canela” (recuerdos imborrables de María Dolores Pradera), hasta completar un “set” repleto de bellas armonías, hermosas vivencias, temas eternos, boleros, incluso cuecas chilenas o sones montunos : un recorrido vital y entrañable por la geografía del llamado (hace tiempo) Nuevo Mundo.

Ahora, más nuevo que nunca. Los Sabandeños lo bordaron en sus increíbles voces -por encima de algunos gorgoritos tenores operísticos, mas propios del clasicismo musical que de lo popular ancestral.- Ni siquiera esos momentos consiguieron borrar la impresión general : el mucho público asistente lo disfrutó de lo lindo, y era hermoso ver cómo, al final de la actuación, el respetable se abalanzaba hacia Elfidio dándole abrazos, pidiéndole su firma, felicitando en su persona a toda esa antigua rondalla convertida ahora en majestuosa formación de folk contemporáneo, batería y percusiones varias incluidas.

A eso, de alguna forma, se le llama estar en la vanguardia. Musicalmente, uno de los conciertos más perfectos de toda la historia del Bidasoa: ni un solo fallo, ni un solo desajuste, ni un solo desafine. Eso tiene mucho mérito. Y tiene toda nuestra admiración, por más que este género musical no sea el preferido de quien suscribe. Eso no importa: importa lo demás.

 

Sharon Shannon

 

La acordeonista irlandesa Sharon Shannon (El famoso “Diario Vasco” se lució al mencionarla como “una de las mejores cantantes de su país”) nos regaló un concierto tan admirable como breve. Quizás presionada por los horarios de su vuelo de retorno a casa, su entrega no llegó a la hora y media de exhibición (bises incluidos). Lo bueno, si breve… Pero uno dice: lo bueno, cuanto más largo, mejor. Jigs, reels, baladas cantadas por uno de los miembros masculinos de su cuarteto acompañante, homenajes a quién sino Bob Dylan en “Don’t think twice, it’s all right”…el “set” de la simpatiquísima Sharon (que ha perdido ya su rostro aniñado y se aprecia el paso del tiempo, como no podía por menos de ocurrir, por su agraciado porte) estuvo marcado por la precisión técnica, la profesionalidad continua y la belleza y vitalidad de unas melodías y ritmos imperecederos. No pudo faltar, y no faltó, la “Music for a found harmonium”, tema original del Kronos Quartet, que Sharon ha hecho también suyo.

Finalmente, la tercera jornada, desarrollada en el ambiente lujoso y “chic” de la terraza Sokoburu de Hendaya, al ladito mismo de la Grand Plage, acogió la presencia del grupo marroquí de la vocalista Dyaa Zniber (nacida en Salé-Rabat, pero residente en Cannes, Francia) y su Conjunto Patrimonio de la Musique Andalusí Marocaine. Quizás no fue el marco más adecuado para este recital, donde se esperaba más presencia de gente magrebí. Así y todo, el quinteto supo ganarse el favor del público resistente, y logró momentos de máxima intensidad expresiva, sobre todo en temas reconocibles para la colonia andaluza-hispánica: “La Tarara” fue un buen ejemplo de ello. Ecos del recordado/añorado conjunto Radio Tarifa también aparecieron en su repertorio, repleto de melismas orientalistas, requiebros casi jondos y aromas mediterráneos, sin perder nunca de vista su arabismo connatural: extensas piezas instrumentales y vocales que persiguen y logran a veces el paroxismo, también llamado “trance”.

Las piezas de procedencia sefardita (judío-española) nuclearon la actuación de este joven grupo que, vestidos con sus típicas “shellabas” parecían esconder personajes más veteranos, y que, pese a ciertas limitaciones vocales de su líder (femenina) -difícil para ella acceder a las notas más agudas-, completaron una actuación más que correcta, con momentos de rara intensidad lírica y poética, para finalizar así con esmero y gracia unas jornadas del Bidasoa Folk que, si no pasará a la Historia Grande del certamen, estará muy, muy cerca de ella.

El gran conjunto puertorriqueño Plena Libre llegará a Manhattan en septiembre de 2018

Plena Libre actuará en Nueva York Domingo, 16 de septiembre de 2018 en la sala SOBs. Con esta actuación, el World Music Institute abrirá su temporada 2018-2019.

Plena Libre mezcla los ritmos tradicionales puertorriqueños con influencias afrocaribeñas modernas y raíces musicales folclóricas con composiciones contemporáneas. El conjunto cuenta con una sección de metales contundente, panderos y panderetas, y armonías vocales exuberantes.

Han recorrido el mundo desde Marruecos hasta California y grabado con algunos de los nombres más importantes de la música hispanoamericana, como Eddie Palmieri, Papo Lucca y Néstor Torres. En el transcurso de una carrera de 24 años y 15 álbumes, el director de orquesta Gary Núñez y su orquesta han renovado el sonido de la plena para una nueva generación de público.

Discografía disponible: Juntos y Revueltos, Plena Pá Ti, Plena Libre, Mas Libre, Mi Ritmo, ¡Estamos Gozando!, Evolución, y Corazón.

16 de septiembre de 2018
20:00 (8:00 p.m.)
SOBs
204 Varick St, Manhattan
Entradas: www.worldmusicinstitute.org

La guía del blues de cantina

La recopilación The Rough Guide To Barrelhouse Blues saldrá al mercado el día 28 de septiembre de 2018.

El nombre barrelhouse procede de los baretos toscos o cantinas en donde los trabajadores afroamericanos se juntaban para beber y bailar. Era un estilo estridente de blues interpretado con el piano que incitaba a bailar. Desde los primeros pioneros, como Cow Cow Davenport y Speckled Red, hasta las leyendas del boogie-woogie, Pete Johnson y Albert Ammons, esta colección muestra el auge y la increíble influencia de este blues diseñado para pasar buenos ratos.

The Earls of Leicester lanzarán un álbum en vivo en septiembre de 2018

El sexteto de bluegrass tradicional The Earls of Leicester, lanzará un álbum titulado Live at the CMA Theater in the Country Music Hall of Fame. Fue grabado durante dos noches y cuenta con 23 canciones, 14 nuevas y las demás son las favoritas de sus seguidores. La fecha de lanzamiento es el 28 de septiembre de 2018.

The Earls of Leicester lo integran a Jerry Douglas, Shawn Camp, Barry Bales, Johnny Warren, Charlie Cushman y Jeff White. Los álbumes anteriores del conjunto son Earls Of Leicester y Rattle & Roar.

La belleza de las músicas insulares del sur

Various Artists – Small Island Big Song (Small Island Big Song, 2018)

Small Island Big Song es un magnifico proyecto musical concebido por el productor y cineasta australiano Tim Cole y su pareja BaoBao Chen.

Preocupado por el aumento del nivel del mar debido al cambio climático y cómo esta alteración tendrá un efecto devastador en los habitantes de muchas islas que han logrado vivir una existencia sostenible, Cole y Chen pasaron tres años grabando la música de diversas culturas y grupos indígenas de países y naciones insulares en el Pacífico Sur y el Océano Índico. Tim Cole explica: “Me di cuenta de que junto con la tierra íbamos a perder las canciones de agua salada, grupos de canciones que pueden almacenar y transmitir conocimientos prácticos, como la forma de mantener comunidades en armonía con entornos frágiles“.

El viaje musical sigue las antiguas rutas de migración y comercio que conectan las islas. Los productores capturaron una gran cantidad de grabaciones, con más de 100 músicos de 16 países.

La colección que aparece de Small Island Big Song contiene actuaciones y descargas entre músicos de diversas culturas. Algunos de estos incluyen la colaboración el laúd sape del pueblo Dayak de Borneo (Malasia) con un conjunto de bambú de Papúa Nueva Guinea; Música maorí mezclada con armonías indígenas taiwanesas; reggae jaiwaiano de la Isla de Pascua junto con un grupo de Kompang de Singapur; y la fascinante música acuática de Leweton Village de Vanuatu.

La extensa lista de artistas incluye:

Madagascar: Bosco Rakoto, Clara Andrianaivo, Monja Manitsindava, Sammy Andriamalalaharijaona, Rajery, Ankivio Village Band, Nofy Be, Belo sur Mer, Saroba and Sandro.
Taiwan: Piteyo Ukah, Ado Kaliting Pacidal, Siao-Chun Tai, Djanav Zengror and Luona Cultural Group
Singapur: Kompang Hut
Indonesia: Gus Teja
Vanuatu: Leweton Village
Tahití: O Tahiti E and Poemoana
Malaysia: Alena Murang, Arthur Borman, Tepu’ Doo’ Ilah, Pahin Lusang and Uko Usun
Islas Salomón: Charles Maimarosia
Papúa Nueva Guinea: Airileke, Ben Hakalitz, Markham Galut, Koyawa, Yumi Yet Bamboo Band, Richard Mogu and Mongal String Band.
Hawai (USA): Kekuhi Kealiikanakaoleohaililani and Kuana Torres Kahele
Rapa Nui/Isla de Pascua (Chile): Yoyo Tuki
Estrecho de Torres Australia: Mau Power, Will Kepa, Gabriel Bani and Tommy Billy
Aotearoa/Nueva Zelanda: Waimihi Hotere and Horomona Horo

La edición física está bellamente empaquetada y diseñada con letras, numerosas fotos y créditos. Es música de comercio justo, donde el 50% de la ganancia neta se le paga a los músicos y las comunidades.

La Mar de Músicas 2018, un festival venido (un poco) a menos

Fatoumata Diawara, la gran estrella de la 24 edición cartagenera. Buenas prestaciones de Human League y Axel Ikot

Cartagena – Será quizás porque se está tomando un respiro, de cara a las bodas de plata del próximo año; o será porque La Mar de Músicas (LMM) está ya en esa edad de la pos-adolescencia, que tan mal le sienta a muchos jóvenes…el caso es que uno de los mejores (si no el mejor) festivales musicales del híper-cálido, achicharrante estío hispánico, da muestras, de un tiempo a esta parte, de un cierto cansancio existencial, un indisimulado hastío, hasta caer en la auto-complacencia y el confusionismo.

Del 20 al 28 de julio, nueve abigarradas jornadas conformaron un cartel de actividades tan extensas como rutinarias, tan dispersas como atosigantes, tan eclécticas como desiguales, tan atractivas (en pocas ocasiones) como prescindibles (en muchas otras).

Lejos quedan atrás ediciones brillantes, con presencias ineludibles (Youssou N’Dour, Marianne Faithfull, Franco Battiato…). Este año la gran estrella del certamen ha sido la maliense Fatoumata Diawara, en plena y meteórica ascensión al cenáculo de la calidad artística y la fama masiva; y es de agradecer que LMM nos la haya traído tan puntualmente, “live”, en pleno descubrimiento occidental. O, mejor, en total confirmación de su alto “status” vital y escénico.

 

Fatoumata Diawara – foto realizada por Angel Romero en 2012

 

“Fatou” trajo de la mano su más reciente grabación, “Fenfo” (“Something to say”), un disco que ya se vislumbra como gran candidato a mejor trabajo sonoro aparecido en 2018, aunque solo sea en el importante apartado de las “músicas de África”.

 

Fatoumata Diawara – Fenfo

 

Clara aspirante a ocupar en el futuro inmediato el lugar de honor que detenta Oumou Sangare, quien la pasada temporada barrió en listas y escenarios mundiales, Fatoumata se marcó un “set” repleto de vitalidad, intensidad, arrebato y conciencia social, feminista y humanista. Hubo guiños en su prestación a la histórica Miriam Makeba, y a la no menos admirable Nina Simone; y, sobre todo, a esas cadencias rítmicas que nos remiten a lo mejor de las tradiciones sonoras que nos llevan a la esencia del África Occidental.

Entre lo ancestral y la modernidad, estéticamente quizás demasiado virada a un sonido occidental, con querencia particular por arreglos jazzísticos y rockeros (más que a los cantos “griots” o “wassulu” de su tierra). Pero no se le puede achacar en exceso esa opción, porque Diawara está construyendo (o ayudando a crear) una nueva sensibilidad expresiva, que no reniega de su historia, ni de su época ni de su espacio en el mundo planetario.

Canciones como la propia “Fenfo”, que da título al disco, es bien clarividente en este sentido : “¿Por qué nadie me dijo nada? Ni papá. Ni mamá, ni mis amigos ni mis familiares me hablaron del mundo que yo habitaba…Todos ellos tenían algo que decir, pero no lo hicieron...”

¿Rebeldía o protesta? Ni lo uno ni lo otro: Fatoumata registra, documenta la situación y la denuncia, sin acritud, pero con firmeza. Su querida “Mama” merece otra canción, y se la ofrece. En su lengua bambara canta también con fervor “Ou y’an ye” o “Negue Negue”, pero asimismo abraza el universal lenguaje del inglés para reconocer que hay otros ámbitos, y no vale de nada quejarse todo el tiempo de la “globalización”, Mas bien, su postura ante ella es la de ofrecer la alternativa de un producto artístico de notable altura, pasando por una tecnología punta, pero sin olvidar el espíritu inconformista y luchador.

Tras la exhibición vocal e instrumental de su excelente banda acompañante, Fatoumata se soltó el pelo y bailó como una posesa, fiel a la polirritmia y pasos de danza de su “background”, posturas rocambolescas, desmelenes y exposiciones corporales hasta alcanzar ese clímax final que no puede faltar en ningún concierto africanista que se precie.

 

Alex Ikot

 

Otra buena actuación corrió a cargo del guineano ecuatorial Alex Ikot, residente en España (Madrid, sobre todo) hace bastantes años, pero conservando la fuerza telúrica de sus ancestros, la polivalencia de sus tambores y percusiones varias, y la indudable capacidad para construir canciones enrolladas y pertinentes. Otra gran banda en el escenario, con un guitarrista eléctrico de mucha valía, y dos coristas/bailarinas de fuerza arrolladora y gran sensualidad.

El grupo “pop” y “post punk” Human League, procedentes de Sheffield (Reino Unido) cerró el festival y lo hizo con una prestación impecable de sonido, luz y videos. Pero su música parece ya a estas alturas, desde el punto de vista de la vanguardia, un tanto obsoleta y previsible.

Adelantada en los años 80 del pasado siglo de un pre-tecno neo-romántico, la banda, tras varios cambios en su formación, ha derivado hacia un pop-rock, con su manierista líder vocal y otras dos voces femeninas, elegantes y “glamorosas, pero a años luz de la gracia y naturalidad de las procedentes del Sur “beyond” Gibraltar. Human League realizó un concierto fácil y agradable para llegar al gran público, y en eso se quedaron. No faltó su gran “hit”, “Don’t you want me” -más de dos millones de copias vendidas en su día-, y el personal asistente disfrutó de lo lindo.

Totó la Momposina, colombiana esencial; el ya consagradísimo Rubén Blades, con su salsa politizada y de medio pelo, y el inefable cantante estadounidense Gregory Porter ofrecieron, al parecer (no pude asistir) recitales por encima de la media; y la única presencia en España de la neozelandesa Marlon Williams significó igualmente un hito dentro de la semana cartagenera.

Pero fue el encuentro de la familia Montoya, con Alba Molina y la recordada Lole (de Lole y Manuel, una de las únicas voces andaluzas que se han atrevido con el repertorio de la inmensa egipcia desaparecida Om Kalzum, interpretando incluso en lengua árabe) el recital que mayores emociones despertó, en el terreno siempre bien recibido del flamenco.

Hubo más artistas procedentes del Gran Continente Negro, siempre santo y seña desde los inicios de su andadura de LMM: los congoleños Kokoko¡, los malienses Kokoi Blues y Bamba Wassoulou, la guineana Djanka Diabaté, le ecuatorial Nélida Karr…Brasil, Venezuela, Escocia, Tibet, Palestina, Jamaica y Portugal, sin olvidar a los Estados Unidos de la muy excelente Cecile McLoin Salvant, fueron otros países representados en la convocatoria. No se le puede negar a LMM su vocación internacionalista, descubridora de talentos y atraída por los desconocido y/o exótico.

Pero otra zona importante de la programación dejo bastante que desear. El país escogido este año como “invitado especial”, Dinamarca, tiene todavía muy poco que decir en el terreno musical, excepciones tipo The Savage Rose al margen.

Demasiada presencia inocua, excesiva atención a quien poco la merece, pleitesía a corrientes artísticas todavía en mantillas, y en todo caso absolutamente prescindibles.. A los programadores les debe gustar pasar unos cuantos días en zonas ricas, intentando resolver la cuadratura del círculo. O será para compensar la “africanidad” del evento. Y ¿qué decir de la (in)dependencia murciana?. Grupos y solistas en edad de merecer, coleguillas del entorno, que aquí encuentran acomodo fácil pero inmerecido. Dejen todo eso para concursos noveles y actos colegiales.

Así pues, en Cartagena 18 ha coexistido lo sublime con lo grotesco, lo admirable con lo desdeñable, lo válido y lo irrisorio…Un festival al 50%, o poco más. Síntomas de “faiblaise”, donde la cantidad supera la “qualité”, y donde se cuelan muchas cosas que no debieron colarse, para engordar un programa ya de por sí bastante grueso. El gusto por el gigantismo.

Seguro que se estaban calentando motores de cara a los 25 años próximos del certamen. La progresiva disminución de presupuestos oficiales y de subvenciones quizás explique algo de la situación actual. Pero ¿dónde fueron a parar aquellos magníficos libros editados antaño, programas de apoyo y ayuda? Hace tiempo que ya desaparecieron: se los llevó el viento.

Por lo demás, y por último, deplorar la insolidaridad y escasa altura humana de la dirección del festival. Ella sabe por qué… Pero eso lo dejamos para otro momento, otro año, otra galaxia. O quizás para nunca jamás, como la Tierra de aquel que no quería crecer nunca del todo.

La primera conferencia de redes de músicas del mundo celebrada en Rusia un gran éxito

La Conferencia Internacional de Etno-Música de Kamwa fue la primera conferencia de este tipo celebrada en Rusia. La reunión estuvo dirigida al desarrollo de la industria de la música étnica rusa y fue organizada por el festival KAMWA, Natalia Shostina y Daryana Antipova.

La conferencia incluyó una serie de mesas redondas sobre temas actuales de la industria de la música étnica (músicas del mundo), tales como “Características de la organización de festivales étnicos en Rusia. La mejor forma de registro legal para festivales “, “La Industria musical del folk en Rusia “y otros. El objetivo principal del evento fue fomentar asociaciones de la industria profesional, contactos comerciales, oportunidades para exportar música étnica rusa y cooperación internacional.

 

Conferencia Internacional de Etno-Música de Kamwa 2018

 

La conferencia tuvo lugar en el museo arquitectónico y etnográfico Khokhlovka, ubicado a 40 km de Perm en las pintorescas orillas del río Kama, del 27 al 29 de julio de 2018, y reunió a directores de festivales étnicos de Rusia, gerentes que trabajan con grupos de músicas del mundo, agentes de viajes, representantes de sellos étnicos y periodistas de Siberia, Moscú, Francia y Hungría.

 

Tatiana Fokina (festival Nebo i Zemlya), Tatiana Lambolez (agencia Altan Art, Francia), Marina Gulyaeva (festival Kupalskaya skazka, Moscú), Denis Davydov (sello Myrkr, Ekaterimburgo), Emil Bilyarski, Daryana Antipova, Glafira Utyomova y Angelina Abdulova en la Conferencia Internacional de Etno-Música de Kamwa 2018

 

Denis Davydov del sello Myrkr de Ekaterimburgo dijo: “Estoy muy contento de haber podido participar en la conferencia de etno-música de Kamwa. Fue una experiencia profesional nueva y útil para mí. Finalmente, en Rusia hay una plataforma en la que puedes conocer y hablar con los organizadores de los festivales de música étnica y folclore, representantes de grupos, sellos discográficos y periodistas. Espero que la conferencia sea anual. Gracias a sus organizadores y, en particular, a Daryana Antipova y Natalia Shostina por la invitación“.

Tatiana Lambolez de la agencia de contratación Altan-Art de Francia comentó: “El ambiente fue maravilloso en la conferencia. Tuvimos temas interesantes para discusión y todos los miembros participaron activamente, lo cual es importante. El festival de Kamwa en sí es maravilloso, con un programa muy rico y variado en una lugar maravilloso y natural. Disfruté del programa completo y la elección de artistas, así como la comunicación con los participantes de la conferencia y los organizadores. ¡Gracias!

Más detalles en www.kamwa.ru