Archivo de la etiqueta: Chucho Valdés

Chucho Valdés revisa su grabación fundamental Jazz Batá con una nueva versión

Jazz Batá 2, el primer álbum del compositor, pianista y director de orquesta Chucho Valdés para el sello Mack Avenue Records, marca un nuevo auge de creatividad para el artista cubano, incluso mientras retoma el concepto de grupo pequeño de su álbum cubano de 1972, Jazz Batá. Al álbum original, en el momento del lanzamiento, se le consideró experimental en ese momento. Era un trío sin batería con dos virtuosos que luego serían miembros fundadores de Irakere: Carlos del Puerto (bajo) y Oscar Valdés (tambor batá).

Grabado en dos días y medio en el estudio de John Lee en Nueva Jersey, Jazz Batá 2 es a la vez rítmico y lírico. “Apliqué a mis solos los diferentes ritmos del batá“, dice Chucho. “El piano es, por supuesto, un instrumento armónico, pero también es percusivo, y puedes tocar percusión con él“.

Valdés dejó de lado el formato de grupo pequeño impulsado por batá a raíz de la explosiva popularidad de Irakere en 1973, pero siempre ha querido volver a él. Ahora lo ha hecho con Jazz Batá 2, “con más recursos, en todos los sentidos“, dice, “con un panorama más amplio“.

Chucho Valdés – Jazz Batá 2

Los tres músicos de apoyo, Yaroldy Abreu Robles, Dreiser Durruthy Bombalé y Yelsy Heredia, son de la región de Guantánamo y tienen profundas raíces en la cultura musical cubana, además de estar formados en el conservatorio. Yelsy y Dreiser crecieron juntos, asistieron juntos a la escuela de música, se graduaron juntos y han estado tocando música lado a lado, literalmente, toda la vida. Yaroldy, quien toca una amplia variedad de tambores (congas, batá, bongó, percusión orquestal) ha trabajado con Valdés durante 20 años. “Él siempre sabe lo que voy a querer hacer“, dice Valdés.

Jazz Batá 2 también marca el centenario del difunto padre y maestro de Chucho Valdés, Ramón “Bebo” Valdés (n. 1918). Estos dos gigantes de la música cubana compartieron cumpleaños, el 9 de octubre, por lo que el número 100 de Bebo será el número 77 de Chucho. Entre los dos, han ejercido una influencia musical fundamental desde la década de 1940. La creación por parte de Bebo de la batanga comercialmente fracasada pero artísticamente exitosa, que combinó los tambores batá con una banda de jazz de última generación, fue una inspiración directa para el jazz de Irakere impulsado por el batá, así como para Jazz Batá y su continuación.

La Academia Latina de la Grabación reconocerá a los ganadores del Premio a la Excelencia Musical 2018

Chucho Valdés

La Academia Latina de la Grabación anunció esta semana que Erasmo Carlos, Dyango, Andy Montañez, José María Napoleón, Chucho Valdés, Wilfrido Vargas y Yuri recibirán este año el Premio a la Excelencia Musical. Igualmente, Horacio Malvicino y Tomás Muñoz recibirán el Premio del Consejo Directivo. Los homenajeados serán reconocidos en una ceremonia privada el 13 de noviembre de 2018 en el hotel Four Seasons de Las Vegas, como parte de la semana del Latin GRAMMY.

“Nos enorgullece rendir homenaje a este extraordinario grupo de talentosos artistas y profesionales de la música con los Premios a la Excelencia Musical y los Premios del Consejo Directivo de este año”, dijo Gabriel Abaroa Jr., presidente/CEO de La Academia Latina de la Grabación. “El grupo al que estamos reconociendo en este 2018, ha realizado contribuciones excepcionales, beneficiando a la música de Iberoamérica, brindando innovación, y una singular visión en pro de los amantes de la música”.

El Premio a la Excelencia Musical se entrega a los artistas que han hecho contribuciones sin precedentes de extraordinaria importancia artística a la música latina. El Premio del Consejo Directivo se otorga tras una votación del Consejo Directivo de La Academia Latina de la Grabación en la que se selecciona a las personas que, aún sin ser intérpretes musicales, han contribuido significativamente a la música durante sus carreras.

Premio a la Excelencia Musical 2018:

Andy Montañez

La salsa puertorriqueña ha sido el seno de muchos cantantes legendarios. Y aún en medio de una competencia tan férrea, Andy Montañez se ha distinguido como uno de los vocalistas más conmovedores y creativos del género afrocaribeño. Tenía 20 años cuando se unió a El Gran Combo, considerada la excelencia en orquesta de salsa, hasta 1981 cuando decidió enfocarse en su carrera como solista. Esa nueva independencia le permitió florecer como compositor y profundizar en un estilo que para entonces era emergente: la salsa romántica. Éxitos como “Casi Te Envidio”, “Payaso”, “Me Gusta” y “La Última Copa”, que estuvieron caracterizados por unos valores superlativos de producción, y sus delicados arreglos musicales, lo establecieron como uno de los cantantes de salsa más exitosos de los 80s. En 2006, recibió el Latin GRAMMY al Mejor Álbum Tropical Tradicional. Siempre dispuesto a explorar nuevas direcciones, Montañez experimentó recientemente con salsatón, género en el que fusionó los campos musicales tropicales con la vibra urbana del reggaetón.

Chucho Valdés

Resulta imposible reflexionar sobre el estado actual del jazz latino sin tomar en cuenta el talento multifacético del virtuoso pianista, director de orquesta y compositor Chucho Valdés. Tanto en su trabajo con el supergrupo Irakere como en su obra como solista ecléctico y prolífico, Valdés reinventó el léxico del jazz, mezclándolo con el rock, la música clásica y las raíces afrocubanas. La banda Irakere de Chucho Valdés contó con algunos de los músicos más talentosos de Cuba, incluyendo a Paquito D’Rivera en el saxofón y Arturo Sandoval en la trompeta, con la que presentó una alucinante mezcla musical de rock, raíces afrocubanas y jazz. En 1998, Valdés inició una ambiciosa carrera como solista que incluyó destacadas actuaciones, un álbum emocionante de dúos con su padre Bebo Valdés (Juntos Para Siempre), vibrantes sesiones de cuarteto y la aparición de una nueva banda, The Afro-Cuban Messengers. Además, Chucho Valdés y su padre participaron en Calle 54, un documental sobre destacados músicos de jazz latinos. A lo largo de su carrera, ha recibido tres Latin GRAMMYs™ y seis premios GRAMMY.

Wilfrido Vargas

Existe un puñado muy selecto de directores de orquesta que han logrado elevar el contagioso merengue, ese estilo de baile y música característico de la República Dominicana, a una tendencia mundial. Wilfrido Vargas es uno de ellos. Éxitos inolvidables y poderosos como “El Africano”, “El Jardinero”, “A Mover La Colita”, “El Baile del Perrito” y “Abusadora” trazan una prodigiosa discografía que marca el desarrollo del merengue. A comienzos de los años 70s fundó la orquesta Wilfrido Vargas & Sus Beduinos, pero fueron los años 80s los que marcaron el momento de un crecimiento extraordinario para Vargas, ya que la explosión de la salsa de los 70s fue reemplazada por nuevos estilos y géneros en la cultura popular latina, lo que incluyó el merengue. Además de haber participado en películas y un reality show, en la actualidad Vargas permanece muy activo realizando giras y grabando.

Erasmo Carlos

La biografía musical de Erasmo Carlos tiene dos fases. Primeramente, está su asociación como compositor con la estrella del pop Roberto Carlos, con la cual ayudó a definir a la balada latinoamericana en los ’70s. Por otra parte, está su carrera como solista, con la que lanzó algunos de los álbumes más populares de la historia de la música brasileña.

Dyango

A Dyango (José Gómez Romero) se le conoce como “La Voz del Amor”. Desde que comenzó su carrera con el lanzamiento del álbum Lejos de los Ojos con el que debutó en 1969, el cantante español ha seguido su evolución como intérprete de canciones románticas.

José María Napoleón

En su México natal, Napoleón fue uno de los principales protagonistas del influyente movimiento de la balada de los años 70. Tenía apenas 20 años cuando grabó su primer álbum, El Grillo. Desde entonces, Napoleón, quien también ha actuado en telenovelas mexicanas, continuó lanzando álbumes y escribiendo éxitos de suma carga emocional como “Pajarillo”, “Hombre”, “Eres”, “Leña Verde”, “30 años” y “Celos”. En 2015, su álbum Vive encontró al cantante rememorando las páginas más brillantes de su cancionero en forma de dúos, en el que participaron estrellas de ayer y hoy como Manoella Torres, Mon Laferte y Yuri entre otras.

Yuri

La cantante mexicana Yuri ha puesto su notable rango vocal al servicio de una variedad de estilos musicales: desde baladas y música cristiana hasta géneros tropicales, folk y música ranchera.

Premio del Consejo Directivo 2018:

Horacio Malvicino

Horacio Malvicino ha sido un exitoso ejecutivo de la industria discográfica y administrador de empresas en su Argentina natal; legendario guitarrista, compositor y arreglista de tango y jazz, además de ser un colaborador clave del maestro del tango Astor Piazzolla. Malvicino se encuentra activo desempeñándose como presidente de la Asociación Argentina de Intérpretes desde el 2014.

Tomás Muñoz

Tomás Muñoz es un ejecutivo de la industria discográfica. En 1969, fue nombrado director general de CBS Records en España, en donde apoyó las carreras de Julio Iglesias, Rafael y Joaquín Sabina. En 1980, se mudó a Brasil, donde revolucionó la manera de promover la música de artistas como Simone, Roberto Carlos y Djavan.

La semana del Latin GRAMMY culmina con La 19ª Entrega Anual del Latin GRAMMY que se transmitirá en vivo desde el MGM Grand Garden Arena en Las Vegas el 15 de noviembre, de 20:00 a 23:00 (8 a 11 p.m. ET / PT ) por Univision.

Más en: LatinGRAMMY.com

Chucho Valdés gana el Grammy al Mejor Álbum de Jazz Latino

Tribute To Irakere: Live In Marciac (Jazz Village), el homenaje de Chucho Valdés al célebre grupo de jazz Cubano Irakere, es el ganador del premio Mejor Álbum de Jazz Latino en la 59 edición de los Premios Grammy.

Los otros finalistas:

Entre Colegas – Andy González (Truth Revolution Records)
Madera Latino: A Latin Jazz Perspective On The Music Of Woody Shaw – Brian Lynch & Various Artists (Hollistic Musicworks)
Canto América – Michael Spiro/Wayne Wallace La Orquesta Sinfonietta (Patois Records)
30 – Trio Da Paz (Zoho)

Compra Tribute To Irakere: Live In Marciac