Archivo de la categoría: Crónicas de conciertos

La música apasionada de Alentejo, el eje central del concierto de apertura de EXIB 2016

La tercera edición de la Expo de Música Iberoamericana (EXIB) comenzó el 4 de mayo en Évora, Portugal. Évora es una bella ciudad amurallada, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, que incluye numerosos monumentos que abarcan varios siglos.

Évora está situada en la región de Alentejo de Portugal. Es parte del corazón de Portugal y se define por su carácter rural. Para la apertura de EXIB, los organizadores ofrecieron al público una deliciosa mezcla de música popular tradicional y contemporánea del sur de Portugal.

 

Grupo Coral e Etnográfico Cantares de Évora - Foto por cortesía de EXIB
Grupo Coral e Etnográfico Cantares de Évora – Foto por cortesía de EXIB

 

El concierto en el Teatro García de Resende comenzó con el Grupo Coral e Etnográfico Cantares de Évora, marchando por el pasillo central hacia el escenario. Este grupo de cantantes masculinos y femeninos actúan vestidos con diversos trajes que reflejan distintos estratos sociales y profesiones de la mitad del siglo XX, incluyendo atuendos de agricultor, vaquero, y pastor.

El grupo coral interpreta cante alentejano tradicional, un estilo a capella que celebra la vida rural. El Grupo Coral e Etnográfico Cantares de Évora presenta el estilo antiguo, sin ningún tipo de arreglos modernos a los poemas de música tradicional.

Dúrate la noche, entre actuaciones, se mostraron una serie de vídeos, destacando la ciudad de Évora, la vida en las granjas, los fabricantes de cencerros de ovejas y otros aspectos de la cultura local.

 

Celina da Piedade - Foto de Angel Romero
Celina da Piedade – Foto de Angel Romero

 

Una de las grandes artistas de la región, la acordeonista y cantante Celina da Piedade apareció en solitario, acompañándose de su acordeón. Más tarde se incorporaron los msicos de Há Lobos sem ser na Serra, que acompañaron a Celina en la guitarra, batería y voz.

Celina estudió en el conservatorio y se ha especializado en la música de la región de Alentejo. Además de su talento como cantante, Celina también es una virtuosa del acordeón. Toca bellas melodías inspiradas en la región de Alentejo. Participa y dirige numerosos talleres y ha dados giras por el extranjero. Celina también lleva a cabo las reuniones semanales del cante Alentejano en Casa do Alentejo, en Lisboa. Celina ha participado en más de 50 grabaciones, así como bandas sonoras para cine, teatro y danza.
En la actualidad, Celina es parte del célebre colectivo TaisQuais que incluye algunos de los grandes nombres de la música portuguesa: Vitorino, Tim, Sebastião, Serafim, Jorge Palma, Paulo Ribeiro y João Gil. Lanzaron un álbum aclamado por la crítica titulado “Os fabulosos Tais Quais”.

 

Há Lobos sem Ser na Serra - Foto de Angel Romero
Há Lobos sem Ser na Serra – Foto de Angel Romero

 

Há Lobos sem Ser na Serra fue el siguiente artista. Representan una nueva generación de músicos de cante alentejano. Su sonido tiene sus raíces en la tradición, aunque los arreglos llevan a la música hacia nuevas direcciones emocionantes. Mientras que los músicos tocan, una artista gráfica dibuja diseños en una pantalla de vídeo.

Há Lobos sem Ser na Serra utilizan una guitarra en forma de 8 llamada viola campaniça. Es una guitarra poco corriente de Alentejo con una boca peculiar, que casi desapareció en la década de 1960. Tiene afinaciones inusuales y el grupo extrae sonidos inesperados y algunos elementos de jazz. Los miembros del grupo son António Bexiga en la guitara campaniça; Bernardo Espinho ‘Buba’ en la voz y tambor; y David Pereira en la en la guitara campaniça y canto.

 

João Afonso - Foto de Angel Romero
João Afonso – Foto de Angel Romero

 

Uno de los cantautores más queridos de Portugal, João Afonso, participó acompañado por varias guitarras. João Afonso hace música folk y pop inspirados en diversas tradiciones portuguesas.

 

Luis Peixoto - Foto de Angel Romero
Luis Peixoto – Foto de Angel Romero

 

Dos maestros de las cuerdas participaron en el evento, acompañando a João Afonso, tocando en solitario y haciendo interacciónes fascinantes. Luis Peixoto es un multi-instrumentista que toca varios instrumentos de cuerda y también mezcla la música tradicional con la electrónica. Para esta ocasión se utilizó el cavaquinho (o cavaquiño), el guitarrillo portugués que se parece a los guitarrillos y timple españoles.

 

Juan José Robles - Foto de Angel Romero
Juan José Robles – Foto de Angel Romero

 

Juan José Robles, procedente del sureste de España, fue uno de los dos invitados internacionales. Robles es también multi-instrumentista especializado en instrumentos de cuerda y la música tradicional de la región de Murcia. Robles utilizó la mandolina, la octavilla (guitarra de la Mancha) y un guitarro valenciano.

 

Carlos Malta - Foto por cortesía de EXIB
Carlos Malta – Foto por cortesía de EXIB

 

Los sonidos de la flauta de Carlos Malta se adentraron en el teatro por el pasillo central. El maestro de los instrumento de viento brasileño trajo los sonidos de América del Sur y se unió al resto de los músicos en el escenario para interpretar varias canciones hermosas que eran muy conocidos por el público portugués.

El concierto de apertura Exib 2016 fue una excelente introducción a la música de Alentejo.

Videoclips:

 

 

 

 

 

Enlaces:

Expo de Música Iberoamericana (EXIB)
Celina Da Piedade
Luis Peixoto
Carlos Malta

El refugio de la música

Chango Spasiuk
Chango Spasiuk
Chango Spasiuk, el artista reconocido internacionalmente por su gran talento y implicación al difundir el chamamé – la música folclórica del nordeste de Argentina – ha estado de gira por Europa durante todo el mes de marzo. En este viaje recorrió los países desde España hasta Polonia, dando de conocer su música en el este de Europa, de donde hace cien años emigraron sus abuelos.

En Madrid fue recibido en la mítica sala Clamores por el público bastante variado: los argentinos pendientes de volver a escuchar la música que forma un componente inseparable de la vida en La Provincia de Corrientes y sus vecindades y, por supuesto, los aficionados a las músicas étnicas de todas las partes del mundo.

El acordeonista presentó una selección de canciones incluidas en sus discos anteriores, con acompañamiento del excelente Marcos Villalba en la percusión y la guitarra, Diego Arolfo en la voz y la guitarra y Pablo Farhat en el violín.

La voz entrañable de Diego Arolfo derretía el corazón en los clásicos del chamamé: Viejo caballo alazán o A Villa Guillermina, mientras que los instrumentos deslumbraban invariablemente, tanto en las piezas ejemplares de la tradición chamamecera como en las composiciones propias de Chango, entre ellas la ya famosa Chamamé crudo.

La pasión de Marcos Villalba lo llevó a romperse las uñas al crear los sonidos más bellos y auténticos, cuales nos transportaban con facilidad a estos regiones nordestinos de Argentina donde tuvo lugar el invaluable mestizaje de la música guarní con las del este y oeste de Europa.

No cabe duda de que Chango ha logrado su anhelo musical – de sentirse a salvo a la hora de tocar, hasta unirse con la música. Mientras daba la vida a las melodías alucinantes de su acordeón, parecía alejarse a otros espacios y tiempos, paseándose por las tierras soleadas de Misiones, reviviendo su niñez en el campo, llena de música, el baile, las culturas diversas e inspiradoras. A veces conseguía secuestrar a algunos de los oyentes, llevándolos a visitar estos imágenes de sus recuerdos, a escapar de las preocupaciones, liberarse de los pensamientos por un instante.

Sin duda Chango es un músico con objetivos musicales muy singulares y este concierto reflejaba su carácter – la tranquilidad repleta de vida, la chispa de lo místico encontrada en las cosas más simples, la perfección y libertad unidas. Aunque fuera un encuentro fugaz, los espectadores apreciaron cada momento de esta energía y sutileza con la que se expresa Chango.

Concierto de Estusha (México) EXIB Música Bilbao 2015

Estusha
Estusha

El concierto de la cantautora mexicana Estusha Grinberg, más conocida por su nombre artístico de Estusha, fue personalmente, uno de los mejores de todo el certamen, poniendo un listón muy alto. Su moderna y al mismo tiempo sencilla propuesta, consiste en crear unas hipnóticas atmósferas musicales a través de su voz, fusionándola con diferentes sonidos culturales de los cantos ancestrales de los indígenas mexicanos y de otras zonas del planeta, apoyados por los tambores tradicionales, y la música rítmica y de ambiente que elabora el ordenador.

En resumen una arriesgada apuesta con una interpretación más contemporánea y actual de su propia tradición, y que además supo transmitir con carácter, a varias generaciones allí presentes. Un canto de amor a la naturaleza y a la humanidad.

La Habana se movió al ritmo de las músicas del mundo

Festival Havana World Music 2015
Women of the World – Festival Havana World Music 2015

Por Yeneily García García.

No importó la lluvia, que casi hizo desistir a los participantes el primer día; ni las temperaturas frescas –tan inusuales en la Isla-. La segunda edición del Festival Havana World Music tuvo lugar y fue todo un éxito, a juzgar por las caras y movimientos de los cientos de personas que se reunieron en el capitalino Parque Almendares, el viernes seis y el sábado siete de febrero.

El objetivo: promover la diversidad cultural a través de la música, al que se dedicaron artistas cubanos y extranjeros los dos días que duró el evento, en solitario o con insólitas combinaciones de ritmos, que una vez más convencieron a los presentes que el lenguaje musical trasciende diferencias y barreras idiomáticas.

En el elenco hubo para todos los gustos. Desde grupos noveles como los locales Resak, La Reina y la Real, Kamakola y High Grass, hasta intérpretes más que establecidos como el DJ Kike Wolf, Roberto Fonseca, el multiintrumentista y cantante francés de origen caribeño David Walters, el marroquí Aziz Sahmaoui –acompañado por pesos pesados como Harold López-Nussa, Yaroldys Abreu y Rodney Barreto-, el DJ Francés Set Philippe Cohen, de Gotan Project; Tony Ávila y Eme Alfonso, líder del Havana World Music; quien debutó con el proyecto Women of the World, junto a la cantante francesa de origen haitiano Mélissa Laveaux, la contrabajista noruega Ellen Andrea Wang y la percusionista cubana Yissy García.

Estamos muy contentos con el entusiasmo y la voluntad de todos los implicados en este enorme esfuerzo que es hacer realidad este Festival“, aseguró Eme a Cubarte.

Sin duda se nota una diferencia con respecto al año anterior. Evidentemente hemos cambiado de sede, pero sobre todo tuvimos danza, pinturas corporales, en la pared, más bandas que en nuestra primera edición y ya hay un conocimiento previo en la gente, ya sabe de qué va el proyecto, así que lo que nos tocó fue mantener bien en alto esa expectativa.”

Entre los momentos más esperados de ambas noches estuvieron las actuaciones de Raúl Paz, en el cierre del viernes; y del talentoso y multifacético Alain Pérez, seguido por Isaac Delgado, quienes pusieron los puntos suspensivos en una cita que tiene todo para convertirse en una de las más esperadas del año.

Los secretos de Paquito de Rivera

Paquito de Rivera
Paquito de Rivera
Mientras que el verano en Madrid agobia a los ciudadanos con el calor implacable, la oferta cultural de la capital se vuelve cada día más interesante y así complica la decisión de abandonar la ciudad por las vacaciones.

El julio empezó con la IV edición del Clazz, el festival del latin jazz itinerante, que este año reunió a los artistas de la talla de Michel Camilo, Giovanni Hidalgo y Paquito de Rivera, quien cerró el festival con el concierto memorable, acompañado por el Quinteto Cimarrón y Pepe Rivero´s Touch of Clazz.

Paquito de Rivera posee dos talentos mayores: el talento musical incuestionable y el don de descubrir a unos músicos estupendos. La idea de juntar en el escenario a un quinteto de cuerda con el Chopin jazzístico de Pepe Rivero fue una de las mejores muestras de su instinto musical acertado. Entre las cuerdas, percusiones, el piano y la trompeta, Paquito de Rivera se sentía como pez en el agua, dirigiendo a su orquesta, tocando, bailando y, de vez en cuando, inundando la sala con su risa contagiosa.

Hubo dos secretos que nos reveló el músico esta noche: que Chopin era realmente de Matanzas, mientras que Mozart era de Nueva Orleans. Al escuchar las versiones cubanas de los clásicos, percibimos claramente lo que quiso decir. Igualmente, hemos entendido porque, según dijo el clarinetista, el nuevo disco de Pepe Rivero, Los Boleros de Chopin, era su álbum preferido.

Talentoso y todavía no tan conocido como merece, Pepe Rivero acertó en sus arreglos de las composiciones de Chopin, haciéndolas brillar en la forma nueva, vestidas de los ritmos cubanos. El mismo Paquito, de acuerdo con sus observaciones acerca de la proveniencia de Mozart, dio una muestra de su virtuosismo, sacando el blues de donde lo afirmó notar: en el segundo movimiento del Concierto para clarinete de Mozart.

El repertorio incluyó la música tradicional cubana: el Quinteto Cimarrón, con el primer violín de Eduardo Coma arrebatador, se aventuró a presentar los danzones y contradanzas en la mejor interpretación. Los acompañó el clarinete de Paquito, en algunas piezas la percusión afrocubana de Yuvisney Aguilar, en otras, el sinfín de instrumentos que se encontraban en el escenario. La energía incesante llegó a lo máximo cuando Giovanni Hidalgo, el maestro de la percusión, volvió al escenario un día después de su propio concierto para lucir en la joya del jazz, “The Night in Tunisia”.

Bajo la batuta de Paquito de Rivera, los componentes de grupos tan distintos dieron un concierto original, del más alto nivel. Sin abandonar sus personalidades musicales consiguieron encontrar un lenguaje mutuo que pudiese contener las visiones propias de cada uno, a la vez floreciendo en este encuentro musical único.

Noche de carismas y contrastes en Pirineos Sur con Soleá Morente

Soledad Morente y Los Evangelistas - Foto: Alvaro Calvo
Soledad Morente y Los Evangelistas – Foto: Alvaro Calvo

 

Día grande en Pirineos Sur el 18 de julio de 2014. La jornada comenzaba con un interesantísimo taller sobre el Gamelán de Java impartido de Gam Pau (Francia), una agrupación musical tradicional de Indonesia caracterizada por instrumentos de percusión de bronce: metalófonos, xilófonos, membranófonos, gongs, flautas de bambú y otros de cuerda frotada y cuerda pulsada. El gamelán permite descubrir una práctica musical colectiva, sin necesitar conocimientos musicales previos. Privilegia las cualidades de escucha, respeto y atención a los otros. Mayores y pequeños se animaron con este peculiar taller característico de las islas de Bali y Java.

Ya por la tarde, en el escenario de Sallent de Gállego, el francés DJ Click hacía acto de presencia en Pirineos Sur con su batiburrillo de estilos: Worldtrónica, música gitana, ritmos balcánicos…una amalgama de sonoridades basadas en sus ritmos electrónicos y en el apoyo en directo de acordeón, saxo, vocalista y una bailarina. Un espectáculo multicultural que atrajo a mucho público y dejó una muy buena sensación a todos los presentes.

Como es habitual cuando llega el fin de semana, el festival se trasladaba en su jornada nocturna al imponente escenario flotante de Lanuza. Dos grandes nombres aseguraban una noche especial. Soleá Morente y Los Evangelistas primero, y La Mala Rodríguez después, propusieron dos espectáculos muy diferentes, con su origen —Andalucía—¬ como denominador común.

 

Solea Morente - Foto: Alvaro Calvo
Solea Morente – Foto: Alvaro Calvo

 

Los Evangelistas abrían fuego con “Gloria”, sin Soleá en escena. Sonaron “En un sueño viniste” y “Decadencia”, con el súper grupo granadino descargando rock pop psicodélico con arreglos electrónicos. Fue con “No sólo yo” cuando por fin la hija mediana del inolvidable Enrique Morente pisaba el escenario. Se nota que Soleá ha heredado la intuición y el valor de su padre para unir y derribar barreras culturales.

 

Solea Morente - Foto: Alvaro Calvo
Solea Morente – Foto: Alvaro Calvo

 

‘Homenaje a Enrique Morente’, uno de los discos más celebrados por la crítica musical en 2012, supuso el primer encuentro artístico entre Soleá Morente y Los Evangelistas. Un grupo formado por miembros de Los Planetas –¬J. a la guitarra y voces, Florent a la guitarra y Erik Jiménez a la batería–¬ y Lagartija Nick –¬Antonio Arias en el bajo y las voces–¬, interpretaban canciones de Morente en clave de rock psicodélico. Después de colaborar en este rendido homenaje al genio del Albaicín, Soleá se volvió a juntar a finales del año pasado con la banda para meterse en el estudio ‘El Refugio Antiaéreo’ de Granada y dar a luz “Encuentro”. Un nuevo mini LP de cinco canciones que —como si de un apéndice de ‘Homenaje a Enrique Morente’ se tratara— explora los puntos de conexión entre el flamenco con el pop y el rock, consiguiendo ensanchar los límites de los géneros citados. Todas las canciones han sido escritas mano a mano entre J., Antonio Arias y Soleá Morente.

 

Solea Morente - Foto: Alvaro Calvo
Solea Morente – Foto: Alvaro Calvo

 

La niña del maestro Morente —de ojazos negros muy expresivos— dominaba la escena. Tal es el arte que corre por sus venas, que se calzó la guitarra para interpretarnos una gran “Malagueñas de la Trini”. La atmósfera que crea encima del escenario con su sutil voz crea un contraste que impresiona, con tintes épicos y bellos que flotan con melancolía en el aire. “Yo poeta decadente”, “Pastorcillos”, una genial “Dormidos” o “Donde pones el alma” continuaron maravillando al respetable. Cerraron su actuación con “Alegrías”. Música alternativa con sentimiento flamenco que es irradiada desde el corazón.

Pirineos Sur 2014, entre aleluyas y sombreros de copa

Melissa Laveaux en Pirineos Sur 2014 - Foto: Alvaro Calvo
Melissa Laveaux en Pirineos Sur 2014 – Foto: Alvaro Calvo

 

La segunda jornada de conciertos de Pirineos Sur 2014 comenzó el sábado por la tarde en el escenario de Sallent de Gállego. Al amparo de un gratificante Sol, las Hermanas Caronni comenzaban su concierto. Laura —violonchelo y violín— y Gianna —clarinete— desplegaron todo su repertorio folclórico de tangos, chacareras, milongas o canción popular de La Pampa. Las gemelas argentinas conectaron con el público de manera inmediata, animando a los asistentes a la zona de los Mercados del Mundo.

Por la noche, ya en Lanuza, le llegaba el turno a la canadiense de ascendencia haitiana Melissa Laveaux. Se la veía contenta y alegre. Su actuación lo confirmó. Presentó su nuevo trabajo: “Dying is a wild night” —‘Morir es una noche salvaje’, título extraído de un poema de Emily Dickinson— bajo la atenta mirada del respetable. Sorprendió su magnética voz, dotada de muchos matices, recordando levemente a la gran Tracy Chapman. Acompañada de guitarra, bajo y batería, la voz de Melissa captó la atención de todos.

 

Melissa Laveaux en Pirineos Sur 2014 - Foto: Alvaro Calvo
Melissa Laveaux en Pirineos Sur 2014 – Foto: Alvaro Calvo

 

El momento más especial del concierto fue cuando se quedó sola en el escenario para interpretar una fenomenal versión del “Hallelujah” de Leonard Cohen. Cerró con otra versión, el “Hash Pipe” de Weezer. Uno de los descubrimientos del festival y que con total seguridad dará mucho que hablar en el futuro.

El plato fuerte de la noche compareció en el Auditorio Natural de Lanuza alrededor de medianoche. Suzanne Vega cumplió sobradamente las expectativas. Con 55 años recién cumplidos la veterana artista presentaba su último disco: “Tales from the Realm of the Queen of Pentacles”, seguramente uno de los mejores de su dilatada carrera. Acompañada de Gerry Leonard a la guitarra y un discreto pero efectivo percusionista, su cálida y poderosa voz dominó la atmósfera pirenaica con facilidad. Sabe cómo hacerlo y se nota.

 

 Suzanne Vega en Pirineos Sur 2014 - Foto: Alvaro Calvo

Suzanne Vega en Pirineos Sur 2014 – Foto: Alvaro Calvo

 

 Suzanne Vega en Pirineos Sur 2014 - Foto: Alvaro Calvo

Suzanne Vega en Pirineos Sur 2014 – Foto: Alvaro Calvo

 

Muy elegante y sobria y con su sombrero de copa siempre a mano, Suzanne Vega comenzó con temas añejos como “Fat man” y “Marlene on the wall”, aunque a continuación introdujo temas nuevos como “Fool’s complaint”, “Crack in the wall” o “I never wear white”. Siguió alternando entre temas actuales y clásicos de su discografía. “Don’t uncork what you can’t contain”, “Left of center”, “The Queen and the Soldier” o “Some journey” hicieron las delicias de la audiencia, entregada a la estadounidense.

El tiempo voló y antes de que nos diéramos cuenta, Suzanne entonaba quizá sus canciones más famosas: “Luka” y “Tom’s Diner”, con las que se retiraba. No tuvo más remedio, no obstante, que regresar al escenario ante la aclamación del respetable. Cerró su genial actuación con tres bises: “In Liverpool”, “Horizon (There is a road)” y “Rosemary (Remember me)”. Es una de las grandes de la música folk y anoche se encargó de recordarlo.

“Deixa o africano entrar em vocês”: Chico César en Galileo Galilei

Chico César
Chico César
El viernes 12 de octubre 2013 la sala madrileña Galileo Galilei recibió a Chico César, uno de los músicos más destacados de la escena brasileña de hoy. El cantante y compositor paraibano estuvo de gira por España presentando una reinterpretación de su famoso álbum del 1995 “Aos Vivos” bajo el título “Aos Vivos Agora”, en el que está acompañado por la guitarra y las voces de Dani Black.

Esa noche el público de la sala Galileo Galilei no celebró el Día de la Hispanidad, prefiriendo saborear los ritmos inquietantes y calientes del “nuevo” continente. Notablemente, resultó que los madrileños saben cantar perfectamente en portugués y servir de coro bien afinado a un músico de la altura de Chico César.

El cantante nos dio la bienvenida entonando a capella ‘Béradêro’, una ilustración emocionante de la vida cotidiana en Brasil, llena de sufrimiento y violencia que invadió también a su ciudad de origen, Catolé de Rocha. En este canto agudo demostró la maestría de su voz con la que llegó a producir los ‘beats’ de matiz africana y atrajo a los presentes en la sala a unirse con él en el estribillo. Por supuesto, nadie se resistió acompañarle igualmente en el clásico himno de la música brasileña, ‘Mama África’, ni en la encantadora pieza ‘À Primeira Vista’. Sus composiciones tan reconocibles no necesitaban comentarios, tampoco hacía falta animar el público para que cantase junto con él.

Chico César
Chico César
En la siguiente parte, Chico César unió las fuerzas con su invitado Dani Black, con el que creó un conjunto poderoso provocando el aplauso cerrado con elaboradas improvisaciones instrumentales y vocales. Dani Black en solitario presentó dos composiciones suyas confirmando poseer la misma capacidad de su maestro de enganchar al público con los estribillos y hasta hipnotizarlo con los riffs rockeros que en momentos parecían proceder de otro mundo.

Sin embargo, la energía y espontaneidad de Chico César fue incomparable y unió al público desde el primer minuto hasta más allá del fin del concierto (la gente salía de la sala tarareando). Por medio de su música el cantante supo levantar diversas emociones de la gente en distintos momentos: desde la risa hasta la nostalgia y aflicción. Las canciones de su primer disco, compuestos por sonidos seductores y exóticos a menudo abordan los problemas sociales que siguen perturbando a Brasil igualmente ahora que 18 años atrás.

Los mensajes de estas composiciones en ningún caso resultan moralizadores: al ver Chico César en vivo, actuando descalzo, vestido en la camisa “Free Tibet” uno percibe que todo lo que el cantante expresa en sus temas viene directamente de su naturaleza. Lo importante es que a la vez posea este sentido de humor irresistible y que su música también consiga despertar “lo africano” en sus fans, lo que deseó invitándonos a producir los ritmos vocales para el tema ‘Benazir’.

Sonidos de los balcanes, tambores taiko e innovadores del folk portugués en el Dia 1 del Penang World Music Festival

 Taller de percusión del  Penang World Music Festival 2013 - Foto realizada por  Pein Lee, reproducida con permiso del Penang World Music Festival
Taller de percusión del Penang World Music Festival 2013 – Foto realizada por Pein Lee, reproducida con permiso del Penang World Music Festival
El primer dia del Penang World Music Festival en Malasia fue el sábado, 30 de mayo de 2013. Comenzó con la conferencia de prensa diaria que tuvo lugar en el centro de información, ubicado en el hotel Royal. Representantes de seis grupos hablaron con los periodistas locales e internacionales sobre com mantener las tradiciones musicales vivas, la conexión entre la música tradicional y las músicas clásicas de varias culturas, asi como otros temas.

El programa continuó por la tarde con los talleres habituales. Los talleres se llevaron a cabo en el Jardin Botánico de Penang, en una cantera tropical preciosa. Los protagonistas fueron algunos de los músicos que participaron en el festival. Los talleres se agruparon por instrumenmto y zona geográfica.

El primer taller fue la Antigua especia de la India, dedicado a la tabla. Los presentadores fueron los músicos del grupo malayo Akasha y el intérprete de tabla del grupo indonesio Saharadja. A continuación tuvo lugar Diddle Fiddle, enfocado hacia los violines, con instrumentistas de Europa y Australia. A este le siguió un taller de percusión y Blow Me Down (sóplame), una taller dedicado a los instrumentos de viento y metal con músicos de varios grupos. La sección de talleres finalizó con el taller para niños Kidz World.

Oranitza - Foto realizada por Angel Romero
Oranitza – Foto realizada por Angel Romero
Los conciertos comenzaron al anochecer con la actuación del Alp Bora Quartet. Este grupo lo dirige el cantautor y guitarrista turco Alp Bora acompañado por Julia Pichler al violin, Lukas Lauermann al vilonchelo y Soner Tezcan a la percusión. Tiene su sede en Viena e interpreta un estilo íntimo de música turca aderezada con música clásica.

El segundo grupo, los búlgaros Oratnitza, deleitaron al público con una actuación magnífica y vibrante. Este fue uno de los mejores artistas del festival. Oratnitza aporta sangre nueva a la música tradicional búlgara al añadir elementos como el diyeridú australiano y el cajón peruano. Hristan Georgiev ofreció una interpetación hechizante con sus solos de kaval (flauta). Al grupo se le unieron después dos miembros del conjunto vocal fememino Kipri. En este caso fueron las madre e hija Sanka Grozdanova and Iliyana Naidenova. Las dos aportaron los sonidos de la gran tradición vocal del oeste de Bulgaria.

El grupo Rimba del estado de Saba de Malasia (en el norte de Borneo) tiene como meta combinar las músicas tradicionales de Saba con sonidos contemporáneos. Sin embargo, lo escuchado en Penang fue algo que se acercaba más al pop con influencias de la música tradicional.

Dagaya en el Penang World Music Festival - Foto realizada por Angel Romero
Dagaya en el Penang World Music Festival – Foto realizada por Angel Romero
A continuación, el grupo filipino subió al scenario. Tenía mucho interés en escuchar a este grupo porque antes se llamaban Pinikpikan y me gustaba uno de sus discos. Desafortunadamente, Kalalyo decidieron seguir la ruta del rock duro que ahogó a los instrumentos tradicionales filipinos. Sin embargo, la música mejoró cuando el líder del grupo, Sammy Asunción sustituyó a la guitarra por el laúd hegalong, un instrumento tradicional filipino del sur de Cotabato.

Una de las actuaciones más llamativas fue la del grupo japonés Dagaya. Esta formación la integran percusionistas y flautistas masculinos y femeninos, así como un intérprete de shamisen. Tocan diferentes tambores taiko de forma espectacular, con una coreografía preciosa, movimientos estilizados fascinantes y una precisión sorprendente. Dagaya fue un auténtico placer y se convirtió en una de las actuaciones preferidas del público.

Mu - Foto realizada por Angel Romero
Mu en el Penang World Music Festival – Foto realizada por Angel Romero
El siguiente artista programdo era el músico Kimi Diabate de Guinea Bissau. Desafortunadamente, tres miembros de su grupo no consiguierion llegar a Malasia. Según los organizadores, la compañía aérea KLM separó a los músicos en dos grupos. A Kimi y su batería los enviaron por una ruta, mientras que a los otros tres los enviaron a Tailandia. En Bangkok hubo problemas de comunicación entre los músicos africanos y los agentes de inmigración y al final las autoridades tailendesas deportaron a los músicos de Kimi a Portugal.

El grupo portugués Mu sustituyó a Kimi Diabate y ofreció una actuación magnífica. Mu tocó versiones contemporáneas del folclore de varias zonas de Portugal con un aire fresco y renovador. El grupo combinó instrumentos como la zanfona con el bulbul tarang indio, el buzuki irlandés (derivado del griego), acordeón, violonchelo y clarinete con la voz magnífica y encantadora de Helena Madeira.

La formación que actuó en Penang la integraron Helena Madeira (voz); Andreia Barão (acordeón); Sandra Martinson (violonchelo y clarinet); Ruben Monteiro (guitarra y buzuki); Hugo Osga (zanfona, bulbul tarang, guimbarda); y Nuno Encarnação (percusión). Su discografía incluye “Mundanças” (2005), “Casanostra” (2008) y “Folhas que Ardem” (2011).

Mestizaje rumbero colorea la Galileo

Calima - Foto realizada por Ángel Manuel Hernández Montes
Calima – Foto realizada por Ángel Manuel Hernández Montes
Calima – presentación del disco “Solo Volar”

Sala Galileo Galilei de Madrid

La sala Galileo Galilei de Madrid acogió el 19 de Marzo de 2013 con muy buen gusto la presentación del tercer trabajo del grupo barcelonés Calima denominado “Solo Volar.” Lo ha producido el bajista Juanlu “El canijo” que fue cofundador y miembro del grupo Ojos de Brujo. Tras dejar el grupo apuesta por reinventar el flamenco con otros sonidos de cualquier parte del mundo, aquí es donde nace Calima.

Poca gente se dio cita para ver el gran directo multicultural que desgranan encima del escenario. Noche de martes lluvioso, resaca de fiestas, próxima Semana Santa…. en fin que la noche no era la propicia para convocar al público que disfrutara del espectáculo de Calima. Porque, todo hay que decirlo, los que acudimos disfrutamos de lo lindo, se echó en falta más público, por supuesto, y dar ese calor que un músico necesita cuando está encima del escenario.

Calima - Foto realizada por Ángel Manuel Hernández Montes
Calima – Foto realizada por Ángel Manuel Hernández Montes
Tras amenizar musicalmente Dj Loop, comenzaban a ocupar sus puestos los integrantes protagonistas de la noche, con “El Canijo” al frente de la formación nos mostraron sus composiciones de su último trabajo “Solo Volar”, “Suspiro”, “Sabores”….con temas más antiguos “Chinorro”, “Libertad”, “Minué”….

En la grabación han contado con un sin fin de colaboraciones y era de esperar que algún artista invitado saltase al escenario y así fue. Enriquito de Ojos de Brujo y Josué percusionista a parte de otros miembros de la primera época del grupo, pusieron su granito de arena en la interpretación de ciertos temas que ayudaron a sonar aún mejor que en el disco.

Calima - Foto realizada por Ángel Manuel Hernández Montes
Calima – Foto realizada por Ángel Manuel Hernández Montes
El concierto en general fue bastante fiestero, con el mestizaje por bandera y como no… ondeando la rumba catalana en todo momento, iban combinando ritmos caribeños, mediterráneos…..con funk, reggae… al toque maestro de las sonantas de Juan Osaba y Antonio Ramírez envueltos por la base rítmica de Cristóbal Salazar a la percusión, “El Canijo” al bajo y la melódica voz de Beatriz García ponían melodías al embrujo de la bailaora Laura “La Bicha”, todo un espectáculo digno de ver.

La remodelada formación puso a todo el público en pie para despedirse con el bailable “Te lo dije”. Un concierto lleno de frescura, buen hacer y muchas sillas vacías que hubieran preferido soportar el peso del olvidadizo público madrileño.