Archivo de la categoría: Críticas de CDs

Tiempo Libre descarga la timba en USA

Tiempo Libre - My Secret Radio
Tiempo Libre

My Secret Radio” (Sony Masterworks, 2011)

La timba cubana, esa especie del funk cubano, no tuvo la resonancia deseada en Estados Unidos por la simple razón, entre otras varias, de que en su momento cumbre, el flujo cultural entre Estados Unidos y Cuba mermó. La llegada al poder de George W. Bush (2001-2009) interrumpió ese intercambio que había iniciado la pasada administración de Bill Clinton. Todos fuimos perdedores. Dejamos de escuchar lo que sonaba en la Habana y la timba se hizo extranjera.

Cerrada la brecha cultural, el flujo migratorio cubano continuo y unos músicos cubanos sentarían base en Estados Unidos. De ese flujo, se gestaría en el 2001 Tiempo Libre, colectivo de músicos experimentados encabezado por el pianista Jorge Gómez.

En este su cuarto trabajo, desfilan piezas que dejan buen sabor. Una de ellas, “Prende la radio”, camina por los predios del songo, disfrazada de timba y elevada por arreglos vocales estupendos. “Aceite” es una descarga de jazz afrocubano, con un exuberante piano, un tributo a Chano Pozo y a Dizzy Guillespie que incluye trozitos del famoso tema “Manteca”. Un tema contundente, sin dudas.

La participación de la invitada especial Albita pasa desapercibida al interpretar una balada pálida con dejo de danzón que se salva por el piano intrigante y suave de Gómez. Es evidente que al ver el nombre de Albita uno se prepara para escuchar un son sabrosón o una tórrida guajira.

Unos temas van y viene sin sorprendernos, pero a todo lo largo de álbum se aprecia que detrás de Tiempo Libre hay músicos experimentados.

Compra el disco:

La proyección internacional de la Rumba, Mambo y el Cha Cha Chá

Putumayo Presents Rumba, Mambo, Cha Cha Cha
Putumayo presents…

Rumba, Mambo, Cha Cha Cha (Putumayo, 2011)

La industria disquera todavía está entre las cuerdas, como un débil boxeador incapaz de descifrar su oponente. El comprador se inclina hacia el consumo disperso, fragmentario. Es el tiempo del consumo del sencillo y no del álbum en su totalidad como formato conceptual. Esta tendencia no ha afectado al sello disquero neoyorquino Putumayo, al contrario. Porque su fuerte es compilar sencillos tras sencillos (temas aparecidos en otros discos) y aglutinarlos en un solo producto. Y si bien algunas de estas colecciones no son tan equilibradas, hay que recordar que adquirir los derechos de ciertas canciones puede resultar muy costoso.

Lo interesante de esta colección es que demuestra que los ritmos afrocubanos tienen uno atractivo universal. Una banda francesa como Conjunto Massalia dispara una un cha cha chá con todas de la ley mientras unos rusos cobijados bajo el nombre de Tres Muchachos & Compañeros se autoproclaman abanderados de la tradición aunque el fuerte acento de la vocalización denote lo contrario mientras un trombón tensa la guajira.

Apartadas las curiosidades, incluyendo unos belgas y unos escoceses, Fruko y sus Tesos nos dan su versión de “Mambo #5”; el flautista Joaquín Oliveros retoma “Me lo dijo Adela” convincentemente en tanto los cubanos Asere brindan “Oriente”, un homenaje al sonero neoyorquino Henry Fiol.

Compra el disco:

Una noche en Montecarlo

Marcus Miller - A Night in Montecarlo
Marcus Miller

A Night in Montecarlo”  (Concord Jazz)

El bajista Marcus Miller, cuya carrera musical despegó al trabajar junto a Miles Davis, posee vasta experiencia para moverse en esos espacios de la música en vivo, la música en directo.  Miller se apoya de un cuarteto y de un amplio formato bajo el liderazgo de la Orquesta Filarmónica de Montecarlo para brindar una velada vibrante. 

El repertorio va desde una cuasi ópera hasta sonidos del mundo y de jazz.  “Blast”, la apertura, es una pieza cuyo título denota contundencia, afirmación que bien logra en el escenario con unos pasajes de funk y aromas del efervescente Oriente Medio. 

El contraste que logra Miller con “So what” es efectivo y original al incluir al pincha disco DJ Logic contrapuesto al manto orquestral.  La jornada adquiere el clímax cuando una canónica opera (O mio babbino caro) y una emblemática canción brasileña  (Mas que nada) confluyen con una magistral  vocalización de Raul Midón y la trompeta de otro invitado especial, Roy Hargrove.

El resto del âlbum es todo un derroche de buenos momentos desde una hipnotizante “Amazing grace”  y una sobrecogedora “Strange fruit”, la canción que inmortalizara Billie Holiday.

Homenaje a Bob Marley

Putumayo Presents Tribute to a Reggae Legend
Putumayo Presents Tribute to a Reggae Legend (Putumayo World Music, 2011)

Me atrevo a especular que nadie ha sido versionado tanto como Bob Marley.  Claro, no incluyamos a los Beatles.  El jamaiquino Marley es venerado  en el mundo sin distinción de razas. Sus canciones de libertad y justicia tienen ese atractivo universal. Putumayo acude a ese público numeroso con esta colección.

Lo interesante de esta compilación es que hay cinco temas que fueron grabados exclusivamente para este álbum. Esos temas caen en la responsabilidad de Sierra Leone’s Refugee All Stars con su “No Woman no cry” mientras los estadounidenses Rebelution no dan un muy bien logrado “Natural Mystic”.

Los canadienses Caracol inyectan “Could be loved” sin mucho elementos llamativos y los sudafricanso Freslyground hacen lo mismo con “Africa Unite”. El resto del disco se encarga de aglutinar versiones de otros artistas ya lanzados previamente. Céu (Brasil), Robi Kahakalau (Hawaii) y Rocky Dawuni (Ghana) son algunos de ellos. Sin embargo, no hay una presencia hispana.

No hay duda de que la inclusión de Los Cafres de Argentina y los boricuas Cultura Profética hubiesen hecho de esta colección una experiencia más balanceada. Aún asi, llena su cometido.

Compra el disco en Norteamérica:

Compra el disco en Europa: