Archivo de la categoría: Críticas de CDs

EL legado de Wynton Marsalis en el Swing del Siglo 21

Wynton Marsalis - Swingin' Into The 21st
Wynton Marsalis

Swinging into the 21st, caja de 11 CDs (2011)

Marsalis es tradición. Es dinastía. Es jazz. Es Nueva Orleans. Ellis es el patriarca, el tronco. Las ramas: Branford, Delfeayo, Wynton y Jason. Ellos son los Marsalis. Wynton Marsalis es Nueva York. Es Lincoln Center. Es vigor, es bostezo, es blues, es esclavitud, es liberación. Marsalis es un reconstructor del pasado y se niega a ver el jazz mojarse del rock y de otras yerbas sonoras. Marsalis tienes sus meritos. Ha traído reputación, respeto y reconocimiento al género jazz.

Los finales del siglo XX fueron fructiferos para Wynton. En un lapso de dos años se lanzó a la producción de ocho álbumes y un disco doble. Esos nueve discos son parte de esta caja de lujo bautizada “Swinging into the 21st” y que también conmemoran los 50 años de nacimiento de este hijo distiguindo de Nueva Orleans. Desde música de camara, jazz, blues, música para películas y para la danza, sin dejar de mencionar sus incursiones en la musica clásica, Marsalis abarca abanicos de estilos.

Algunos de esos discos incluidos son: “A fiddler’s tale”, “Big Train”, “Reeltime”,”The Marciac Suite” y “Sweet Release & Ghost Story”, entre otros.

Cada disco presenta una ensamblaje y estilo diferente. Sin dudas, Wynton Marsalis se ha convertido y es una figura emblemática de estos tiempos. “Swinging into the 21st” es un capítulo de esa brillante carrera.

Las travesuras navideñas de Eubie

Harry Connick Jr. Trío - Music From the Happy Elf
Harry Connick Jr. Trío

The Happy Elf” (Marsalis Music, 2011)

Los mismos clásicos navideños toman y retoman nuevas lecturas que no son nuevas en muchos caso, tan solo son otras versiones más. Y comenzan a sonar mas temprano que nunca en Estados Unidos. Ya para la segunda semana de noviembre par de emisoras de Tampa, Florida, nos adelantaba prematuramente el espíritu festivo. Y esos nuevos lanzamientos aparecen ya para esa época.

El musical The Happy Elf es que sirve de plataforma para este lanzamiento del pianista Harry Connick Jr. Escrito originalmente por el pianista, cantante y actor para el musical The Happy Elf, Connick Jr. lo vuelve a visitar y lo presenta junto a un libro de ilustraciones para niños. Una historia hermosa sobre Eubie, un duende ayudante de Santa Claus que le trae magia y aventuras a los habitantes de Bluesville.

A ese paisaje le pone jazz el también actor junto a su baterista Arthur Latin y el bajista Neal Caine. La apertura la inicia Harry con un lectura de su cuento, seguido de esa esencia jazzera por excelencia con “Happy Elf”, tema juguetón y locuaz. “Santarrific”, la pieza a continuación, alardea un piano bluesero de las manos de este hijo predilecto de Nueva Orleans.

Todos son instrumentales, Harry se ahorra la vocalización y déjà que su piano sea el que hable y cautive a esos locos bajitos que son los niños . En resumen, mucho jazz por este trío que se esconde amigablemente en un disco navideño.

El último suspiro de Cachao

Cachao - The Last Mambo
Cachao

The Last Mambo” (Eventus, 2011)

Contiene dos discos de un concierto grabado en vivo en Miami en septiembre del 2007, con motivo de Israel López celebrar los 80 años de carrera musical. El concierto contó con figuras como Issac Delgado, Hansel, Lucrecia, Cándido Camero, Orestes Vilató, Alfredo De la Fe, Jimmy Bosch, Dave Valentín, Edwin Bonilla, Rafael “Tata” Palau y Alfredo Valdéz, Jr., todos bajo la dirección del maestro Federico Britos.

The Last Mambo” tiene un inmenso valor testimonial. Es el último gran suspiro del inmenso Cachao. Dista de ser un gran album de despedida. Muy pocos lo son. Los homenajeados en el alba de sus últimos días son incapaces de plasmar ese virtuisimo del pasado. Es más responsabiliad de los invitados ponerse a la altura de la velada para honrar al protagonista. Capturar en el escenario esos momentos inolvidables, si es que la noche lo genera, no es tarea facil.

El primer disco fluye bajo el encanto del danzón y el contrabajo de Cachao en rol protagónico. La velada es serena y disfrutable con los violines y la flauta preparando el espacio para el clímax. Tras esos alargados preludios, llegan esos lentos orgasmos musicales con que rompe piezas como “Marianao Social” y “Africa viva” . Además, escuchar al maestro Cachao con su voz pausada y caballerosa es una obligación.

El segundo disco es incapaz de mantener una mejor dinámica. Es aquí donde entra más invitados y donde los danzones se dejan a un lado y se adentra en el son y los ritmos bailables cubanos. Laten momentos embrujantes como la participación del Cándido Camero, juguetón y real. Sin embargo, “El cuarto de Tula” carece de vigor y el ímpetu a pesar de tener la vocalización de Issac Delgado nunca llega.

El bajo de apertura del bajista cubano es es lo más célèbre de “Descarga Cachao” y el caminante piano de Alfredo Valdéz Jr. se hace penetrante, pero la percusión no retumba elocuentemente. “Obsesión”, con la flauta del invitado Dave Valentín y el violín de Alfredito de la Fe, le saca unas sonrisas a Cachao y una docena de minutos tiene sus momentos de regocijo bien logrados. Al final, “The Last Mambo” es un capítulo que cierra la vida de un gran músico. Ahí descansa su valía.

Refinando lo acústico con lo eléctrico

Acoustic Alchemy - Roseland
Acoustic Alchemy

Roseland” (Heads Up, 2011)

Los británicos Acoustic Alchemy tienen 25 años dedicado a la música desde su primer disco. Han habido cambios incluyendo el fallecimiento de uno de sus integrantes. Y lo musical también ha incursionado hacia otros colores musicales. Donde siempre han merodeado es en el renglón del jazz contemporáneo o jazz descafeinado. O más bien para otros, se mueven en esos confines de música instrumental proclive a caer como música de fondo.

Las críticas son validas y no lejos de la verdad, pero conceptualizar su oferta alrededor de la guitarra acústica le ha dejado dividendos. Acoustic Alchemy logra llevar la guitarra acústica a otro esfera del gusto y aceptación. Y las produciones, además, son implecables, adquiriendo un sonido filoso y cristalino. En “Roseland”, la guitarra acústica se contrapone a la eléctrica, y una amplia sección de metales adorna y afila el sonido. Encima, todo navega sobre un repertorio original como “Templemeads” que exhibe fachada de balada rock, no solo elocuente con la electricidad de la guitarra sino palpable con la batería,no si antes tener una apertura serena y tierna.

El teclado Hammond ejecutado por Ricky Peterson se lía con la guitarra acustica de Greg Carmichael en “Marrakesh” con intrigante contraste. Un bajo ondulante crea suspenso y anticipación en “Marcus” con la guitarra eléctrica de Miles Gilderdale creando contrapeso. “Roseland” exhibe refinamiento y variedad con momentos mecánicos y frios pero escapa de ser una eterna bostezada.

Colombia engalana la música llanera

¡Cimarrón! - Joropo Music from the Plains of Colombia
Cimarrón

¡Cimarrón! Joropo Music from the Plains of Colombia (Smithsonian Folkways Records SFW40557, 2011)

Si las fuerzas vivas de la Música del Mundo son una realidad no lo es por las simples fuerzas del mercado. El mismo no garantiza la preservación de la diversidad cultural. Al contrario, el mercado discográfico comercial se acomoda a lanzar “productos “para un consumo mayor a expensas de la autenticidad. Ni le interesa la preservación de la autenticidad ni el patrimonio musical de ninguna nación. El trabajo de entidades públicas con otras entidades privadas celosas de estos bienes garantiza un flujo equilibrado. Aquí entra en juego el Museo Smithsonian, quines estimulan lo local con su encanto global. Lo pequeño puede ser grande. Es el cúmulo de todos esos breves universos lo que nos hace únicos.

Cimarrón trae el encanto de la música llanera hecha en Colombia. Liderados por Carlos Rojas Hernández y un puñado de jovenes apenas en sus veinte años, la música llanera tiene en Colombia otra gran exponente. Toda esa frontera que colinda con Venezuela abraza este género con sobrada autoridad. El verso improvisado, el arpa tensando el amor a la tierra, al ganado, a la naturaleza, Cimarrón sabe a tierra.

Boleros retomados con imaginación

Miguel Zenón - Alma Adentro: The Puerto Rican Songbook
Miguel Zenón

Alma Adentro: The Puerto Rican Songbook” (Marsalis Music, 2011)

Habiendo explorado otras facetas de la música popular puertorriqueña en trabajos como “Esta Plena” y “Jíbaro”, Zenón se lanza a visitar otra faceta de la nación: la canción popular. Es por lo tanto el cancionero puertorriqueno , de hecho latinoamericano , por supuesto, la parada obligada. Son Pedro Flores, Tite Curet, Rafael Hernández, Bobby Capo y Silvia Rexach los compositores que reciben nuevas lectura.

El reputado saxofonista Miguel Zenón trata de encumbrar ese selecto repertorio de en otra altar del gusto. A partir de esas melodías conocidas, Zenón y Guillermo Klein en los arreglos orquestales de los vientos , tratan de construir un hilo narrativo sugerente y novedoso alejandose de esas melodias –demarcandose por e otros territorips , y regresando a ellas para recordarle al oyente la familiaridad de las canciones. Y en eso se convierten los estándares para los cultivadores del jazz: en un punto de partida o de reunión para otras exploraciones.

Miguel contrapone su terna de músicos (Perdomo, piano, Cole, bacteria y Glawischnig,bajo ) a los diez musicos conducidos por el argentino Klein como telón de fondo. Asi, “Incomprendido” carga un marcado lirismo propio de la música clásica, el tono urgente de “Juguete” se hace latente mientras “Alma adentro” bulle vibrante y de erecta postura con Henry Cole contudente y compacto en la batería.

Estos temas cobran nueva vida con ese soplo cálido y tan particular del saxofón alto de Zenón, quien en tan poco tiempo ha labrado su timbre, su voz, su particularidad.

Voces de desplazados, voces de esperanzas

The Creole Choir of Cuba - Tande-La
The Creole Choir of Cuba

Tande-La (Real World, 2010), editado en 2011 en Norteamérica

Diez camagueyanos yuxtaponen sus voces para reconstruir los sinsabores y las alegrías de la diáspora africana en las Américas. Seis voces femeninas y cuatro masculinas constituyen el Coro Criollo de Cuba [también conocido como Grupo Desandann en Cuba]. Cubanos de origen haitiano, desplazado una vez más de su tierra de origen, arrancados de su Africa ancestral siglos atrás.

El Coro Criollo de Cuba resume en sus cantos ansias de libertad –su sufrido Haití presa de la dictaduras Duvalieristas- en la primera entrada titulada “Eckem Chanté” (Escuchennos), cantado en criollo (kreyol) haitiano. Aunque el repertorio se apoya basicamente en puras voces, los temas gozan de instrumentación adicional como en el caso de “Se lavi”, que con fondo de bajo y percusión narra la historia de un pordiosero olvidado de la calle.

En ese mismo orden camina “La Mal De travay”, con el sonido de los cueros y la referencia religiosa de vudú. “Dulce embelezo”, la canción de Miguel Matamoros, es la única pieza interpretada en español. El disco Tande-La y The Creole Choir of Cuba nos recordarán a los inigualables sudafricanos Ladysmith Black Mambazo y ya de por si eso es halagador.

Emisarios de la moderna tradición brasileña

Hamilton de Holanda & Yamandu Costa - Live
Yamandu Costa & Hamilton de Holanda

Live” (Adventure Music, 2011)

Barbosa-Lima, Laurindo Almeida, Villalobos, Guinga, Gismonti, los hermanos Assads y Marcus Tardelli son algunos nombres que surgen cuando un piensa en Brasil y la guitarra acústica. Y es inevitable desvincular a Jacob Do Bandolim de la mandolina brasileña y como el alma del choro brasileño.

Yamandu y Hamilton ya no hacen camino al andar. Son ya el camino. Su guitarra y mandolina , respectivamente, se adentra dentro un Brasil inmenso de posibilidades sonoras. Yamandu pisa los pasos de esos grandes guitarristas brasileños y Hamilton engrandece un instrumento como la mandolina que en su particularidad brasileña lleva el apodo de bandolím.

Grabado en San Paulo, en el 2008, “Live” es un testimonio de que la musica tradicional se puede engalanar con modernidad. Y esa musica auténtica y sin artifugios mercadológicos, no necesita de intermediarios cuando los actores son musicos de valía. El dueto, no está de más decirlo, nada en sus aguas. De entrada, su “Samba de Veio” es vorágine sambista inexplicable por la tanta expresividad de ambos guitarristas. Cuando Hamilton camina y pavimenta el camino con su paso, prepara el terreno para que la guitarra de siete cuerdas de Costa se desoborde en éxtasis.

No es el punto culminante de un repertorio de once piezas. Eso esta reservado para los casi diez minutos de “01 Byte 10 strings”, original de Hamilton. Ambos intercambian emociones encontradas, veloces, repentinas. Es una descarga chorista de cuertas a punto de arroparnos. Esa tradición chorista y la esencia de la música clásica fluyen maravillosamente por los dedos de estos dos virtuosos.

  • En Norteamérica: Live.
  • En Europa: Live.

Reconstruyendo la madeja ibérica

Amina Alaoui - Arco Iris
Amina Alaoui

Arco Iris ” (ECM, 2011)

El sello ECM bajo el mando del alemán Manfred Eicher trabaja de espaldas a las modas. La filosofía de ECM está volcada al descubrimiento, al buen gusto, a la exploración. Este disco de Amina se aferra a esa filosofía de sofisticación y desafío. Poeta, compositora y estudiosa de las tradiciones musicales de la península de Iberia, de toda Europa y de los países árabes, Amina se pone a la altura del proyecto con una música invocadora y llena de ingenio.

Voces, desde muy adentro, amarrando tradiciones tan intrínsecas de Portugal, España y Marruecos que parecen una. De esa manera, un fado y un flamenco al unísono se amarran tan naturalmente en la garganta de esta exuberante intérprete marroquí. Las canciones se nutren de muchas fuentes, algo persa se confunde con choro y la música clásica andaluza a flor de pie.

Poemas de Santa Teresa de Avila y del otrora rey de Sevilla Al Mutamid Ibn Abbad musicalizados. Un fado del pasado siglo de Antonio de Sousa Freitas y un texto tradicional “Las Morillas de Jaén” también reciben nuevos tratamientos. “Arcoiris es un encuentro de posibilidades.

La mística mediterránea recreando la vida misma. Un disco que desnuda el alma ibérica con violín, ud, guitarra, percusión menor. Es como si Amina regresara siglos atrás, a la España mora retratando maravillosamente esa época.

Compra el disco o descargas en MP3:

Sergent Garcia se va de cumbia-dub y salsamuffin

Sergent Garcia - Una y otra vez
Sergent Garcia

Una y otra vez” (Cumbancha Records, 2011)

Hoy, la bachata, con su baile peculiar y el reggaetón , con su evidente erotismo, repercuten en la juventud mientras la salsa y el merengue quedan rezagados. La salsa permanece estática y su vigencia está bajo la tutela de los mismos rostros. El merengue, por su parte, parece estancado, incapaz de mutar con mejores atractivos.

Sergent García, el francés, no viene a salvar los generos tropicales, pero inyecta algo de frescura al incorporar el reggae y sus ritmos cercanos como el ska y el ragamuffin a la salsa y a la cumbia. “Con una y otra vez”, esos géneros jamaicanos siguen latentes, pero llegan ataviados esta vez más de las influencias colombianas.

Es el mestizaje musical que a veces resulta certero y en otras ocasiones jalados de los pelos. Algunas funcionan, como el funky “Yo soy salsamuffin” y su sonido salsero. La canción “Chacun Son Combat” penetra en los confines de un son-rock con una guitarra eléctrica llamativa y el sargento García manejándose en su francés para terminar con unas trompetas mexicanizadas.

Más para la escucha que para el baile, el reggae “Ojos inocentes” se balancea con las mejores letras del disco y un dub penetrante. El disco se colombianiza en otras piezas de repertorio con las participación de integrantes de Bomba Estero, La 33 y la Mojarra.