Intenso y voraz, los loas se van con RAM

RAM 6 – “Manman M Se Ginen” (Willibelle Publishing & Sales, 2016)

A seis años de un terrible terremoto, seguido de otro que llegó en forma de rescate y reconstrucción, Haití se debate entre la esperanza, negligencia de sus líderes, complicidad de la comunidad internacional que se lucra con esta tragedia. Sin embargo, ahí sigue Haití, de pie. soporta los vaivenes políticos y sociales.

Richard A. Morse es RAM, esas son sus iniciales. Richard es un haitiano-americano que no desaprovechó el llamado de su país y desde 1990 viene elaborando con RAM una de los más excitantes episodios de la música en la capital haitiana Puerto Príncipe. Richard y RAM se las han jugado en Haití, al estar involucrado en grandes conflictos, amenazas de muertes y controversias. De hecho, RAM ha tomado posturas políticas valientes y de compromiso con los mejores intereses de su país.

Su sexto disco “Manman M Se Ginen” se esperaba, se ansiaba. Ya pasaba más de una década sin ningún nuevo trabajo. Sus doces piezas se mueven en diferentes orbitas tomando a la música raíz (mizik rasin) como su punto de partida. Entre ellos se destacan, un konpá sugerente titulado “Jije’m Byen” que se hace tan familiar con esa guitarra eléctrica de Yonel Vendredi tan atractiva. La voz de Lunise, esposa de Morse, los logrados coros y la batería de Max Blanc son otros de sus puntos fuertes.

Otra de esas canciones a destacar es “Ki Mele Mwen”, caminante y penetrante, que no da tregua al éxtasis. Ahora, RAM deja lo mejor con “Koulou Koulou”. La canción transita en la vena del rara o konpá acelerado o un soukous congoleño, es una canción vibrante, con una guitarra eléctrica inolvidable que lleva una melodía altamente pegajosa. Encima de ello, Wilson Emmanuel forcejea con un bajo espeso y certero. En pocas palabras, un tema de grandes quilates. El repertorio es bastante balanceado, con piezas en tempos más moderados y sosegados.

RAM 6 nos dan uno disco espléndido y uno los mejores de este joven año.

Compra Manman M Se Ginen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *